Los “pubs” del pueblo de Catalina abren para brindar por el “bebé real”

Los “pubs” del pueblo natal de la duquesa de Cambridge, Buckleburry, rendirán homenaje al nacimiento del “bebé real” abriendo hoy a pesar de ser jornada de descanso para servir una nueva cerveza, la “Heir Raiser” (El ascenso del heredero).


La alegría por la llegada del que en su día será rey o reina estallará con cebada en Buckleburry (afueras de Londres), donde Catalina pasó su infancia y donde viven sus padres, Carole y Michael Middleton.

Los “pubs” de esa localidad, que hoy permanecen cerrados al ser día de descanso para ellos, abrirán de forma extraordinaria cuando el bebé nazca, previsiblemente a lo largo de la jornada pues la duquesa fue ingresada con dolores de parto después de las seis de la mañana de hoy (05.00 GMT), en el hospital londinense de ST.Mary’s.

Las calles de Buckleburry han sido tomadas por periodistas de numerosas cadenas de televisión nacionales e internacionales, que esperan una reacción de los lugareños al nacimiento del bebé.

Buckleburry ya fue objeto de atención cuando Guillermo y Catalina contrajeron matrimonio en 2011 y ahora sus habitantes, veteranos de estas lides, han ido más lejos patentando una marca de cerveza dedicada al que será príncipe o princesa de Cambridge.

“Heir Raiser” (El ascenso del heredero) podrá degustarse a partir de esta tarde en el pub “duquesa de Cambridge”, bautizado así después de que Catalina recibiera el título tras su boda.

Su nombre genérico ha permitido a los orgullosos taberneros no tener que esperar a conocer el sexo del bebé para vender esta cerveza, que se sitúa dentro de la categoría de las “ales”, las más amargas y oscuras que se encuentran en el Reino Unido antes de llegar a la azabache Guinness.

Para amenizar la espera hasta el anuncio oficial de Buckingham con los detalles del nacimiento, el “pub” organiza además una lotería y regalará una botella de champán a la persona que consiga averiguar de forma más exacta la hora en la que el heredero vendrá al mundo. EFE