Venezuela y Colombia relanzan relación tras paréntesis de dos meses

Venezuela y Colombia relanzaron hoy su relación bajo promesas de “recuperar el tiempo perdido” y de retomar el diálogo bilateral, tras un paréntesis de dos meses en el que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, llegó a acusar al país vecino de desestabilización.

Maduro y el gobernante colombiano, Juan Manuel Santos, protagonizaron hoy un encuentro privado en la localidad fronteriza venezolana de Puerto Ayacucho, en el que buscaron pasar la página al conflicto diplomático abierto en mayo luego de la visita del líder opositor venezolano, Henrique Capriles, a Bogotá.

En una comparecencia conjunta ante los periodistas tras la reunión, que según la prensa venezolana se extendió por más de dos horas y media, los dos presidentes coincidieron en destacar la importancia de que ambos países trabajen unidos respetando sus diferencias.

“Nos lo dijimos muy francamente, hay aspectos donde no estamos de acuerdo, tenemos visiones diferentes sobre muchas cosas pero tenemos la inmensa obligación y responsabilidad de trabajar juntos y es lo que vamos a hacer”, indicó Santos.

“Podría decirse que es un relanzamiento en nuestras relaciones (…), yo me voy con mucho entusiasmo”, expresó.

A su turno, Maduro señaló que “separados” ninguno de los dos países tiene futuro y que la vía para una buena relación es el “respeto, la comunicación permanente, la cooperación creciente”.

“Separados a ningún lado llegaremos, en discordia y peleados menos; respetándonos podemos construir bases ciertas para una cooperación económica amplia, una cooperación (…) política del máximo nivel”, expresó Maduro tras el encuentro, que se celebró en la amazonía venezolana en una jornada de sol, lluvia y calor.

Ambos mandatarios, que estuvieron acompañados por sus respectivos cancilleres, acordaron reactivar la agenda bilateral y trabajar en “tres temas específicos”: la lucha contra la inseguridad y el contrabando, la cooperación en materia energética y el intercambio comercial.

Maduro adelantó que el 2 de agosto en Caracas volverá a reunirse una comisión mixta de trabajo para abordar problemáticas vinculadas con la seguridad y el contrabando “que tanto daño causan a ambos pueblos”.

“Hemos decidido activar un conjunto de reuniones permanentes, a nivel presidencial, a nivel de cancilleres (..) y recuperar el tiempo perdido con la mejor buena fe, con la mejor voluntad”, dijo Maduro.

La reunión, la primera entre ambos desde que Maduro asumió la presidencia de Venezuela en abril pasado, sirvió para limar las asperezas después de que Maduro acusara a Colombia de “conspirar” en su contra y de incluso montar un plan para “asesinarlo”, algo que fue rechazado por Santos como “descabellado”.

La retórica de Venezuela contra Colombia escaló luego de que a finales de mayo Capriles, que no reconoce el triunfo de Maduro en las pasadas elecciones de abril, fuera recibido por Santos en la Casa de Gobierno colombiana cuando realizaba una visita para denunciar el supuesto “fraude” electoral.

Maduro consideró ese encuentro como “una puñalada en la espalda” y llegó a amenazar con retirar su apoyo al proceso de paz que lleva adelante el presidente Santos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cuba.

Tras el encuentro de este lunes, Maduro ofreció a Santos sus gestiones para que “la paz llegue a buen puerto a Colombia”, señalando que la paz en ese país es la paz en Venezuela, en Sudamérica.

“Nosotros estamos a sus órdenes para contribuir modestamente en todo lo que podamos para que más temprano que tarde Colombia pueda estar celebrando la paz”, señaló.

En su reunión en una base militar, los dos mandatarios, vestidos de manera informal, recordaron también a Hugo Chávez y Santos apostó por repetir con Maduro “la relación positiva” que supo tener con el fallecido presidente venezolano.

Maduro aprovechó además para “agradecer públicamente” al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva por su contribución para que Colombia y Venezuela tengan una relación “sin descarrilamientos”.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela, países que comparten una larga y porosa frontera, han pasado por varios períodos de altibajos.

Durante la presidencia de Chávez (1999-2013), Venezuela rompió relaciones diplomáticas con Colombia por desacuerdos con su homólogo de entonces, Álvaro Uribe (2002-2010), que fueron restablecidas en agosto del 2010 con la llegada de Santos a la presidencia, en un acuerdo conocido como pacto de Santa Marta. EFE