Víctor Vielma Molina: La tardía casa 400 mil

El uso excesivo de propaganda política oficialista, ha servido para enmascarar su fracaso político y alargar el estertor del Socialismo del siglo XXI. Pero, como dice aquel adagio: “el hombre es víctima de sus propias trampas”. El presidente Nicolás Maduro, como tal; cayó sin más, en ella. Y todo, porque el pasado 16 de julio, cuando desplegaba su Gobierno de Calle, en Cadena presidencial de radio y TV, al develar el hito y entregar a la tardía casa 400 mil, en el urbanismo Rodríguez, sector Los Pintos de Porlamar del estado Nueva Esparta, deja en evidencia, al fracaso de la política habitacional “revolucionaria”.

En el referido acto, Maduro delata, sin querer, que la “revolución” tiene un déficit de más 900 mil casas, respecto a 15 años de la IV Republica. El presidente Luis Herrera (1979-1983), con todo y “Viernes negro”, alcanzó el record de un promedio de 73 mil 118 casas por año, que llega a la invicta cifra de 365 mil 990 casas, en sólo 5 años. Por tal motivo, es imperdonable, que en 15 años, la “revolución”, con el precio del barril de petróleo en más de 100 dólares, haya construido tan sólo 400 mil viviendas. Si sumamos, solamente las casas construidas durante tres períodos constitucionales de la IV República (Luis Herrera (1979-1983), 365. 990 casas; Jaime Lusinchi (1984-1989), 331.665 casas; Carlos Andrés Pérez, 305.420 casas o Rafael Caldera (1993-1998), 341 mil 665 casas), notamos que sobrepasan el millón de casas.

Si la “revolución” celebra la irrisoria cifra de 400 mil casas construidas en 15 años ¿qué podría hacer la democracia de la IV República para celebrar la heroica cifra de haber construido, mucho más de 1 millón 300 mil casas en 3 quinquenios, cuando el precio del barril de petróleo oscilaba ente 30, 16, 13 y 7 dólares?

En lo único que ha avanzado la “revolución”, al parecer, ha sido en el arte del engaño; pero, como dice la gente, “la mentira siempre queda al descubierto”. Los rojos enterraron su futuro y desaprovecharon la mejor de las oportunidades para desarrollar al país. Todo se les ha ido entre despilfarro, corrupción y escándalos. El endeudamiento que era, supuestamente, para financiar proyectos, entre ellos la vivienda, deja la pantagruélica deuda total, de más de 235 mil millones de dólares. ¿Pa´ qué más?

Víctor Vielma Molina/Educador/ [email protected]