Gobierno negocia nuevo crédito de unos 5 mil millones de dólares con China

(Foto EFE)

El Gobierno venezolano negocia con el Banco de Desarrollo de China (BDC) un nuevo préstamo por unos 5.000 millones de dólares, como parte de un millonario fondo formado por el país sudamericano y el gigante asiático para proyectos sociales y de infraestructura, informó el martes un funcionario ala agencia Reuters.

La negociación del crédito, que se suma a los cerca de 36.000 millones de dólares que ha prestado China desde 2007, se da en medio de un escándalo de corrupción por el desfalco de 84 millones de dólares por parte de autoridades del estatal venezolano Banco de Desarrollo Social (Bandes) que administraban los recursos.

“Estamos avanzando en esas negociaciones y en las próximas dos semanas vamos a tener en Caracas otra ronda que, seguramente, llegará más cerca del objetivo que es firmar un nuevo financiamiento”, dijo el presidente del Bandes, Temir Porras, a periodistas.

“Nuestro objetivo es que en este tramo el financiamiento chino se incremente un poco. Podríamos llegar a los 5.000 millones de dólares. Eso es lo que estamos negociando en este momento”, precisó.

Bajo el mandato del fallecido presidente Hugo Chávez, China pasó a ser el mayor prestamista para Venezuela, que honra su deuda mediante el envío de unos 270.000 barriles por día (bpd) de crudo.

El dinero chino se ha gastado en las populares “misiones” sociales del Gobierno, uno de los puntales de su popularidad entre los más necesitados. Además, ha permitido llevar a cabo obras de infraestructura, fundar empresas de capital mixto y financiar importaciones y grandes proyectos petroleros.

Pero las acusaciones de corrupción en torno a los recursos recibidos han golpeado la imagen del actual gobierno y, a principios de mes, el propio presidente Nicolás Maduro anunció la captura de cinco funcionarios del Bandes por el millonario desfalco y se comprometió a investigar a fondo los hechos.

Otros funcionarios del Bandes, como su vicepresidenta María González, están en el ojo de la tormenta luego de que fiscales estadounidenses la involucraran, junto a otras tres personas, en un esquema de pago de sobornos por los que se habría embolsado ilegalmente más de 5 millones de dólares.

En su Barómetro Global de Corrupción 2013, la organización Transparencia Internacional coloca a Venezuela en el tercer lugar, por detrás de Argentina y México, como la nación sudamericana donde se percibe mayor aumento de la corrupción.

Reuters