¿Cómo será el heredero al trono? La personalidad del bebé real según los astros

Es por estos días el bebé más famoso del mundo y este lunes paralizó al mundo con su llegada al mismo. Todos estuvieron pendientes tanto de él, como de su madre, durante los días previos a su nacimiento y la verdad que incluso mucho antes, cuando sus padres aún ni siquiera pensaban en su gestación. revistamujeres.cl

(foto AFP)

El primer hijo de Kate Middleton y el príncipe William nació bajo el signo de Cáncer y justo en el límite del inicio de Leo, y los astrólogos comenzaron de inmediato a realizar los análisis de su carta astral y a averiguar qué es lo que le depara en el futuro a este nuevo príncipe.

El tercero en la línea de sucesión al trono del Reino Unido, después del príncipe Carlos y de su hijo William, llegó al mundo el lunes 22 de julio a las 4.24 pm hora local. Según Univisión Noticias, algunos datos de su carta natal indican que será una persona muy sensible, protectora, equilibrada y responsable.

El hijo de Kate y William, que pesó 8.6 libras al nacer, tiene el Sol en cáncer según su carta astral. Esto significa que será pura sensibilidad. De acuerdo al sitio CartaNatal.es, “son personas que tienden a guiarse más por los sentimientos que por la razón. De espíritu protector, se sienten a gusto en familia y con los niños. Están interesados en la nutrición y les gusta alimentar y nutrir a otros. Se sienten seguros en su caparazón, pudiendo ser algo reservados o tímidos”.

La Luna es otro de los satélites que brinda información sobre la personalidad del bebé, cuyo nombre aún se desconoce. Ubicada en capricornio a la hora de su nacimiento, establece que será una persona emocionalmente equilibrada, responsable, práctica, cautelosa y difícil de conmover. Y que tendrá un autocontrol y determinación que puede hacerle parecer fría, una característica que también podría heredar de su madre. Kate Middleton ha demostrado que es capaz de adaptarse, controlarse y comportarse como lo exige el estricto protocolo real.

La Luna en capricornio también marca la ambición. Quienes nacen con el satélite de la Tierra en esa posición son personas a las que les gusta el éxito y la autoridad.

Con Mercurio en cáncer, el hijo de Kate promete tener una gran imaginación, ser capaz de fantasear y aprovechar su mente intuitiva y gran memoria.

Las personas que nacen con Venus en Virgo, como ‘el royal baby’, son muy detallistas, críticas y exigentes en las relaciones y en el amor. Analizan mucho los sentimientos y las emociones. Pero también son atentas, compasivas y les gusta cuidar de su pareja. Les atraen las personas pulcras y cuidadosas.

Marte en cáncer hará que el tercero en la línea de sucesión se deje llevar por las emociones y sea poco objetivo. Con Júpiter en el mismo signo, será muy ligado a la familia y a sus tradiciones y necesitará de un ambiente familiar sereno donde reine la armonía. Precisamente, la princesa Diana de Gales se esforzó durante muchos años para que sus hijos William y Harry crecieran de ese modo. Un legado que –al parecer- los duques de Cambridge tratarán de imitar con el nieto de la fallecida Lady Di.

La presencia de Saturno en escorpio a la hora del nacimiento predispone al bebé real a tener apego a las cosas materiales y sentir seguridad económica, dos necesidades que tiene garantizadas desde su cuna.
Urano en aries le aporta al primogénito de Kate y William cierto espíritu aventurero, con iniciativa y ansias de libertad e independencia, características que también podría heredar de su tío, el príncipe Harry, famoso por su rebeldía y reiterados escándalos. Sitios de astrología anticipan que será espontáneo, directo y sincero aunque poco considerada con los demás y que podría actuar de forma inesperada.

Neptuno en piscis hará que sea capaz de renunciar a sus propios intereses en favor de los demás. Y con Plutón en capricornio tendrá grandes chances de desarrollarse en el terreno profesional, social y político. Su nacimiento, dentro de una de las casas reales más poderosas del mundo, se lo garantizan.