Isabel II visita por primera vez a su bisnieto (Fotos)

La reina Isabel II visitó por primera vez este miércoles por la mañana en el palacio de Kensington a su bisnieto, el príncipe de Cambridge, nacido en Londres el 22 de junio pasado y que todavía no tiene nombre.

La reina llegó al palacio de Kensington hacia las 11H00 locales (10H00 GMT), donde se encuentran el príncipe Guillermo y su esposa Catalina, que el martes abandonaron el hospital Saint Mary de Londres tras presentar al mundo el bebé real.

En todo el reino seguían las apuestas sobre el nombre del hijo de Catalina y Guillermo, que ocupa el tercer lugar en la línea sucesoria de la monarquía británica. Los más cotizados son Jorge (George), Jacobo (James) y Alejandro (Alexander)

Sin embargo, el país podría esperar todavía mucho tiempo antes de conocer el nombre del príncipe de Cambridge, ya que la ley otorga a los padres 42 días después del nacimiento para declarar la identidad del hijo.

En 1982 hubo que esperar una semana para conocer el nombre de Guillermo y en 1948 un mes para el de Carlos.

El martes el príncipe Guillermo dijo que la pareja seguía “pensando en el nombre” que dará a su hijo.

La prensa inglesa celebró este miércoles la primera aparición pública del bebé.

El Daily Mail tituló con “El primer saludo del bebé real” y una foto del niño mientras que The Daily Telegraph se felicitó de la llegada de “nuestro pequeño príncipe” y The Guardian puso en su portada “Hola Mundo” con una imagen de la familia.

La única nota disonante vino del diario The Independent, que no publicó en primera página la foto de la pareja con su hijo en brazos.

La prensa saludó unánimamente la simplicidad de la pareja real en su aparición del martes antes de desaparecer de la la vida pública durante varios días para estar con su hijo.

Catalina, que llevaba un vestido azul, salió del hospital por la tarde con el bebé en brazos antes de pasárselo a su esposo, en medio de la alegría de los curiosos congregados ante la puerta.

“Tiene un buen par de pulmones”, dijo Guillermo a los periodistas, y Catalina explicó que ambos están “muy emocionados” tras el nacimiento de su primer hijo, tercero en la línea de sucesión al trono británico.

“Es un momento especial, creo que cualquier padre primerizo sabrá qué se siente”, explicó Catalina mientras el bebé movía sus pequeñas manos que emergían de la manta en la que estaba envuelto.

El recién nacido es “un bebé grande, pesa bastante [3,8 kilos al nacer] y “se parece a ella, por suerte”, bromeó Guillermo.

Después de responder a varias preguntas de los periodistas, los duques de Cambridge entraron de nuevo en el hospital y minutos más tarde volvieron a salir para subirse a un vehículo de camino al palacio de Kensington, su residencia oficial.

El príncipe Guillermo colocó al niño, que iba en un asiento especial para bebés, en la parte trasera del coche, y se puso al volante del Range Rover negro.

Poco antes, los abuelos maternos y paternos fueron a conocer a su nieto a la maternidad.

“Maravilloso, absolutamente maravilloso”, declaró el príncipe Carlos, acompañado de su esposa, Camila.

Antes de ellos, los abuelos maternos, Michael y Carole Middleton también estuvieron de visita. “El bebé es absolutamente encantador”, declaró la madre de Kate a los periodistas.

El bebé, llamado Su Alteza Real, Príncipe de Cambridge, es el heredero directo en la línea de sucesión del trono después de Carlos y de su hijo mayor, Guillermo.

Es la primera vez desde 1894 que tres herederos directos del trono están vivos simultáneamente. La última vez fue durante el reinado de la anciana reina Victoria.

Se trata del tercer bisnieto de la reina Isabel II, de 87 años, que dijo estar “encantada”.

AFP