Tras las vacaciones ¡cachos a la vista!

Foto: Archivo

Satisface las expectativas afectivas y sexuales de tu pareja durante este período de descanso para evitar que al regreso te sea infiel. Así por encimita uno podría pensar que vacaciones e infidelidades son términos que no tienen relación alguna, pues mientras vacacionar es sinónimo de recreo, descanso y diversión, los ´cachos´ pudieran sugerir más bien insatisfacción, picardía y cierto lado oscuro, informa revistadominical.com

Sin embargo, según los datos recopilados durante años por el portal ashleymadison.com, después de las vacaciones hay un aumento considerable en la tendencia hacia la infidelidad. Es, en otras palabras, la ´temporada alta´ para buscar una aventurilla extramarital.

Con el lema “Tu vida es corta. Ten una aventura…”, este portal ya tiene más de 20 millones de usuarios alrededor del mundo. Fue fundado en 2002 por Noel Biderman, según algunas apreciaciones ´el hombre más odiado de Internet´ también conocido como ´el Rey de la Infidelidad´.

El site ashleymadison.com no solamente promueve abiertamente la infidelidad, sino que además ofrece servicio de citas a discreción para encuentros extramaritales entre hombres y mujeres casados y/o comprometidos que quieran tener una aventura.

Un representante del sitio web asegura que justamente al terminar las vacaciones se incrementa el número de nuevos usuarios en cifras muy notorias. Además, quienes ya están registrados hacen más uso de los servicios tras el asueto que en otras épocas del año.

Agrega el vocero que este incremento obedece a que muchas personas no logran satisfacer sus expectativas afectivas y sexuales con la pareja durante las vacaciones y es entonces cuando deciden que les llegó la hora de hacer borrón y cuenta nueva, de darle un giro a su vida para encontrar la felicidad. Ingenuos, creen que la infidelidad es la solución.

Tipos de Infiel

La infidelidad no puede ponerse en blanco y negro. Tiene infinitos matices. Pero digamos que hay los infieles-fieles, el rango más común, que terminan siendo las víctimas porque no tienen disposición permanente al engaño, y los infieles-infieles, aquellos que lo son de oficio. Veamos ambas categorías según la psicóloga Patricia Collyer:

INFIELES-FIELES

*Ocasional: Es aquel que comete infidelidad solo cuando decide en forma voluntaria responder a estímulos puntuales de tentación.

*Oportunista: Quien no anda buscando la oportunidad de ser infiel, pero si se le presenta no la desestima. Algo así como ´la ocasión hace al ladrón´.

*Asignatura pendiente: Este tipo de infidelidad suele cometerla aquel que se encuentra con alguien del pasado que siempre tuvo en la mira, pero con quien nunca pasó nada. Es el ´ahora o nunca´.

*Bulímico: Aquel que es fiel por un período prolongado de tiempo, pero de pronto le da un ataque de infidelidad y se mete con varias personas a la vez sin abandonar su compromiso.

*Infiel de grandes ocasiones: Suelen decir que ´una vez al año no hace daño´ y por eso aprovecha grandes eventos como aniversarios, fiestas y cumpleaños para echar su canita al aire.

INFIELES-INFIELES

*Platillero Chino: Picaflor que no se enamora de nadie y solo busca relaciones cortas.

*Adictivo calculador: Sabe que la infidelidad le puede traer problemas, pero justamente eso es lo que le genera la adrenalina que necesita para correr el riesgo de ser descubierto, aunque como es bueno con los cálculos generalmente pasa inadvertido.

*Van de víctimas por la vida: Es el tipo de persona que se siente tan culpable de ser infiel, que no encuentra más remedio que confesarlo, aunque invariablemente justificará sus engaños con una historia terrible de su niñez que lo obligó a actuar así.

*Sufrientes: Estos infieles también son muy patológicos porque se enamoran de cada affair que tienen, pero sufren por su poca capacidad de separarse y comenzar una nueva relación.

¿Psicopático o discreto?

La autora además clasifica a los infieles de acuerdo al grado de discreción con el cual manejan sus amoríos. En este caso encontró dos tipos principales:

*Psicopático: Es el infiel que todo lo cuenta por venganza. Siempre queda callado, pero rompe el silencio cuando su pareja formal le es infiel. Entonces le cuenta todo con lujo de detalles y hasta adorna un poco la historia para que su engaño sea mejor que el de su cónyuge.

*Discreto contumaz: Típico… es aquel infiel que nunca jamás reconocerá nada aunque lo delaten las pruebas más contundentes. Es tu palabra contra la mía… Mentirá aunque lo agarren in fraganti en la cama con el amante.