A juicio de Omar Ávila supuestos planes de magnicidio causan suspicacia

Los discursos repetidos del oficialismo ya no calan en los venezolanos. Tal aseveración la hizo el secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela, Omar Ávila, luego de las denuncias de magnicidio hechas por el gobierno.

“Si cuando Chávez nos dijeron muchas veces que hubo planes de magnicidio en su contra, sin que en la mayoría, por no decir en ninguno, se presentaron pruebas contundentes, y poco efecto tuvo en la vida política del país, estas denuncias repotenciadas ahora supuestamente de planes en contra de Maduro, lo que nos causan es suspicacia”, dijo Ávila.
A su juicio, bien es sabido que dentro del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) se acentuaron las tendencias internas que allí conviven e inclusive rayan en enemistades irreconciliables, “sólo podemos pensar que cualquier plan en contra de ellos mismos surge del entorno incómodo que no se ve beneficiado en ciertas medidas, de quien no logró el cargo que aspiraba, de quien presiona para protegerse de la corrupción,  de quien que se distancia de ciertos acercamientos con el sector privado, por decir algunas alternativas”.

Agregó el dirigente político que la denuncia del Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, sobre planes dentro y fuera del país para atentar en contra de la vida de Maduro -cargadas además de amenazas innecesarias- “nos suenan justamente a las pugnas internas que enfrenta el partido de gobierno y sus aliados, con la intención de lograr una unidad que necesitan y no tienen de cara a las elecciones del 8 de diciembre. En los últimos años 14 años se han contabilizado más de 50 denuncias sobre intento de magnicidio y de ninguna han presentado pruebas”.

En cuanto al “polémico y revelador” audio de Mario Silva, Omar Ávila comentó que la Fiscalía General de la República determinó la veracidad del audio en el cual el exconductor del programa televisivo La Hojilla, Mario Silva, le rinde cuentas a un oficial extranjero, pero no anuncia imputaciones o solicitud de juicio a partir de esa grabación. “Como en su momento comentamos, el audio presentado por diputados de la MUD expresaba la supuesta comisión de al menos nueve delitos, encabezando la lista el de traición a la patria, así como el del uso de armas de guerra por parte de civiles y presunto homicidio, hechos que en una situación en la cual existiera justicia y verdadera disposición de ponerle fin a la reconocida impunidad, se estarían dictando medidas para sancionar a los protagonistas de ese hecho, incluyendo a altos jerarcas del gobierno”.

También recordó que existe un segundo audio que anunció la bancada opositora con supuestas denuncias donde involucra a actores oficialistas y aún no ha sido presentado por los diputados de la MUD. En ese particular señaló que es hora de denunciar todas las atrocidades y actos de corrupción que se cometan en el país para tratar de sanear la dirigencia y política venezolana. “A pesar del anuncio del diputado Ismael García de que en el segundo audio existían elementos supuestamente mucho más graves, aún seguimos esperando por el mismo, motivo por lo cual a nuestro juicio se encuentra en deuda con el país y como tal es vital que los hechos se asuman con seriedad y responsabilidad”.
En otro orden de ideas y a propósito del 446 de la ciudad de Caracas, el secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela acotó que los problemas de la capital son “incontables y agobiantes” y está claro que su gobierno está desconectado de la realidad al pedir, de todas las necesidades existentes, que se cambie el himno de la ciudad.

“El alcalde, que ha sido una pesadilla para Caracas, no tiene entre sus prioridades la limpieza de las calles, la organización de los vendedores de la economía informal, el bacheo de las vías, el ornato de las fachadas, por dejar de lado la inseguridad que es lo que más acosa a los ciudadanos, sino que se levanta el día del aniversario de la ciudad pensando que le molesta el himno. Esta es una nueva muestra de que es imperativo un cambio que está en nuestras manos, para colocar en el poder a gente que sí entienda los problemas de los ciudadanos y planifique su resolución. Es por ello que el próximo 8 de diciembre debemos pensar en la mejor opción que ofrezca una ciudad educadora, donde cada espacio esté destinado para la educación y la formación de ciudadanía, que garantice transformación, que la lleve de una ciudad de violencia y llena de exclusión a un espacio lleno de esperanza y esplendor”.