Gustavo Coronel: Memo #7 a Nicolás

Veo que te has ido a Cuba, con una nutrida delegación del sector entomológico, a fin de presentarle tus respetos y los del régimen a los hermanos Castro, tutores y ductores de traidores.

En esa delegación que va de rodillas a sumarse al homenaje a una revolución que ha sembrado muerte y miseria en la isla de Cuba van los miembros del llamado Alto Mando Militar, tal y como lo reporta ND. El viaje de este ‘gang’ representa un insulto a la dignidad del ejército venezolano, ya casi desaparecida a fuerza de los porrazos y las cachetadas recibidas en silencio por esa devaluada institución durante los últimos 15 años. La máxima jerarquía del mal llamado ejército forjador de libertades va en cambote, sin chistar, a rendirle homenaje a un régimen asesino que ha destruído las libertades en aquella infortunada isla. Este grupo de segundones y adulantes que te acompaña entierra la poca decencia que le pudiera quedar a la institución armada venezolana.

Al llegar allás has dicho, con tu inimitable rusticidad retórica: “Nosotros venimos, una delegación de civiles y militares, aquí se encuentran conmigo los jefes militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, los hijos de Chávez, la almiranta en jefa, Carmen Meléndez, primera ministra mujer de nuestra patria, el general en jefe Padrino López, el comandante general de la Aviación… y una amplia delegación del Polo Patriótico que construyó nuestro comandante Chávez”. Nicolás, Nicolás… eso de Almiranta en jefa te quedó horroroso, pero, por ello mismo, probablemente cuadra perfectamente. Lo de ministra-mujer- (femenina? ) sonó ligeramente a hiper-redundancia. El General en Jefe López Padrino se suma a sus devaluados predecesores como la consabida nueva raya para una zebra. Así como ustedes se vieron obligados a hablar de un bolívar fuerte para disimular su debilidad apropiada para jugar Monopolio, así tendrán que hablar de General en Jefe-Requetejefe, para darle al título la fuerza y el valor perdidos por su indiscriminada repartición.

Nicolás: por qué no aprovechan para quedarse allá de una buena vez? Mira que ya los aviones que tenemos en Colombia están calentando los motores!