Ajo contra el estrés

En la actualidad, se ha confirmado que el ajo incrementa las defensas del organismo, es antiinflamatorio, anticoagulante, vasodilatador y depurador, publica que.es.

Su jugo es un estupendo antiséptico y además ayuda con problemas de hipertensión arterial, protegiendo a la vez el corazón y las arterías.

Hay que saber también que el ajo ayuda a incrementar el nivel de insulina, y algunos estudios han demostrado que beneficia el incremento de serotonina en el cerebro, combatiendo así el estrés y la depresión.

Eso sí, no hay que olvidar que algunas de estas propiedades se pierden si lo consumimos cocido.

Mejor crudo

Para quienes deseen saberlo todo sobre él, este fin de semana se celebra en la localidad conquense de Las Pedroñeras la 41 Feria Internacional del Ajo. Su protagonista estrella: el ajo negro, una variedad con las mismas cualidades pero con un olor más suave.