Trasladan a bodega el azúcar que iba en el barco Chong Chon Gang

FOTO AFP

Los 200.000 sacos de azúcar cubano que Panamá decomisó dentro de un barco de bandera norcoreana que transportaba equipos bélicos no declarados procedentes de Cuba, son trasladados a una bodega del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) en la provincia central de Coclé, informaron hoy fuentes oficiales.
Por órdenes del Ministerio de Seguridad Pública, de la Fiscalía de Drogas y del IMA se están trasladando los 200.000 sacos de azúcar que transportaba el barco “Chong Chon Gang” para su custodia a una bodega en la ciudad de Penonomé, en la provincia de Coclé, 150 kilómetros al suroeste de la capital panameña, señalaron las fuentes al Canal 2 de la televisión local.

La carga de azúcar cubano se mantendrá en la bodega número 1 del Molino la Campiña del IMA y ya se han trasladado unos 12.000 sacos del total de los 200.000 que serán trasladados, proceso que se dará hasta el 4 de agosto.

El Ministro de Seguridad Pública, José Raúl Mulino, indicó que a medida que se limpian las bodegas del barco norcoreano, “se sacará el material bélico que transporta”.

Por ello, Mulino señaló que “es necesario sacar todo el azúcar y llevarlo a las bodegas del IMA en Penonomé, donde se ha mandado a fumigar por la gran cantidad de abejas africanizadas”.

Mientras, el director del IMA en Coclé, Luis León, dijo que “custodiarán el azúcar cubano hasta que la Fiscalía decida si se trasladará a Cuba o Norcorea”.

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, opinó este viernes que el mercante norcoreano debe ser devuelto a sus dueños, y sus 35 tripulantes repatriados a Corea del Norte.

“Diplomáticamente se debe buscar algún tipo de acuerdo y repatriarlos (a los tripulantes) a Norcorea”, opinó Martinelli, que recordó que los dos países no tienen relaciones diplomáticas ni comerciales directas.

Los 35 tripulantes del mercante “Chong Chon Gang” se encuentran detenidos en la antigua base aeronaval estadounidense de Sherman, a orillas del mar Caribe, tras haber sido procesados por la Fiscalía panameña acusados de atentar contra la seguridad colectiva.

En una entrevista con la televisión local, Martinelli dijo que cree que el barco mercante “hay que devolverlo a su dueño original y el azúcar” cruda procedente de Cuba, bajo la cual iba oculto el material bélico, “también”.

Esa “es mi opinión”, que en realidad “es irrelevante porque sinceramente no conozco la ley”, añadió el gobernante durante una entrevista con la televisión local.

Por el momento, se han descargado 49 contenedores y trabajan más de cien personas, entre miembros de la policía y funcionarios del IMA de Coclé y otras provincias centrales.

Una misión de las Naciones Unidas llegará a Panamá el 5 de agosto para investigar el equipo bélico, que según Cuba, son 240 toneladas de material obsoleto que iban a ser reparadas en Norcorea y devueltas a la isla.

Corea del Norte había reclamado el barco y la tripulación.

El canciller de Panamá, Fernando Núñez Fábrega, explicó esta semana que Panamá pidió que la delegación de la ONU llegara el 5 de agosto para dar tiempo a descargar el azúcar moreno cubano del barco.

En sus primeras declaraciones, el ministro Mulino manifestó que si se determina que el caso del barco norcoreano compete a la ONU, el navío y la tripulación pasarán a jurisdicción del organismo mundial, pero dijo: “no sé si la carga”.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas impuso embargos económicos y restricciones al comercio y transporte de armas contra Corea del Norte, para frenar la carrera nuclear de su régimen comunista. EFE