¿Será verdad que la pastilla anticonceptiva engorda?

Los efectos secundarios de las pastillas anticonceptivas son diversos, algunos de ellos de hecho muy importantes, como por ejemplo el aumento del riesgo de padecer trombosis en mujeres fumadoras. Sin embargo durante muchos años nos hemos preocupado más por el hecho de que la píldora pudiera hacernos engordar que por consumirla de forma adecuada.

Para disipar cualquier duda la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon, en Estados Unidos, realizó un estudio que pone por el suelo el popular mito, demostrando que en la actualidad la píldora anticonceptiva no engorda.

Las pastillas están compuestas por estrógeno y progesterona, hormonas que nuestro cuerpo segrega de forma natural. En el pasado la píldora contenía una cantidad de estrógeno que era mucho más elevada que la actual, lo que producía muchos efectos secundarios entre ellos la retención de líquido por acumulación de sodio en el cuerpo, lo que nos hacía engordar debido a la acumulación de líquido.

Pero la ciencia ha trabajado duro por disminuir los síntomas secundarios asociados a la ingesta de anticonceptivos, de este modo, las píldoras actuales contienen menos estrógeno y una progesterona muy similar a la que el cuerpo produce naturalmente, haciendo que nuestro peso no se vea afectado en nada y disminuyendo las posibles molestias ocasionadas por su ingesta.

Una buena noticia para todas aquellas mujeres que usan la píldora como principal método anticonceptivo. Sin embargo siempre es recomendable visitar a un ginecólogo antes de optar por cualquier píldora anticonceptiva, pues existen diversas opciones con distintas cargas hormonales y lo ideal es elegir la que mejor se adecue a nuestro cuerpo.

Nosotras