Antonio De La Cruz: Banco de Desarrollo de China: brazo financiero de la “revolución” bolivariana

Publicado en: Opinión

El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, informó el lunes 29 de Julio que están en conversaciones con el Banco de Desarrollo de China (BDC) para aprobar un nuevo tramo de financiamiento por 5.000 millones de dólares.

Con éste nuevo préstamo el BDC, en seis años (2007-2013), habría otorgado a Venezuela créditos por 45.000 millones de dólares a cambio de petróleo y/o derivados.

De acuerdo al punto de cuenta presentado por Ramírez al Presidente de Venezuela el 15 de abril de 2011 (Gráfico 1) y expuesto a la opinión pública por el Diputado Miguel Ángel Rodríguez el 09 de noviembre del mismo año, el mecanismo de pago de los préstamos otorgados por el BDC consiste en:


Gráfico No. 1
  1. PDVSA compromete la venta y entrega los crudos y/o productos a China National Oil Corporation (CNOC),
  2. China National Oil Corporation cancela la factura a la cuenta colectora a nombre del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (BANDES) en el BDC
  3. BDC recibe los fondos en las cuentas colectoras (en dólares y en yuanes) a nombre del BANDES
  4. BDC cobra el servicio de la deuda más los intereses trimestrales, y
  5. PDVSA solicita al BANDES la autorización de la transferencia de las cantidades excedentes –si las hubieses- en sus cuentas del BDC.

Los flujos de los préstamos entregados al BANDES y PDVSA, desde el 2007, indican que Venezuela recibió ingresos extraordinarios anualmente por 4.000 millones de dólares en el 2008-9; 8.800 millones de dólares en el 2010; 8.000 millones de dólares en el 2011 y 15.200 millones de dólares en el 2012. (Gráfico 2)


Gráfico No. 2

El precio que BDC estimó del barril y/o productos para el otorgamiento de los préstamos es referencial, es decir, igual al precio del barril aprobado en el presupuesto de la nación del año correspondiente.

Cuando CNOC cancela la factura, la paga de acuerdo a la formula estándar con el precio del mercado, lo que genera un margen positivo al haber estado el precio del mercado por encima del estimado durante los últimos seis años.

De acuerdo a esto, los volúmenes de crudo y/o productos entregados a CNOC(Gráfico 3), correspondientes a la factura del suministro realizado por concepto del financiamiento alcanza un monto de 52.107 millones de dólares para Julio 2013 y según las mismas declaraciones de Ramírez, se han amortizado entre intereses y capital 19.172 millones de dólares, quedando un excedente en la cuenta de BANDES en China de 32.935 millones de dólares.


Gráfico No. 3

Es decir, el Gobierno venezolano durante éste período (2008-13) ha administrado un monto equivalente a 72.935 millones de dólares por concepto de los flujos originados por los préstamos del BDC y los excedentes de la volumetría entregada a CNOC, que serían equivalentes a tres planes de reconstrucción de Alemania Occidental (1946-52), después de la segunda guerra mundial -dólares 2005-, o tres macro proyectos del tamaño de las islas artificiales conocidas como The World (2003 – hasta la fecha actual) y The Palm Island (2001-8) en Dubai.


The Palm Island, Dubai

The World, Dubai

En el caso de Venezuela los proyectos asociados a los 72.935 millones de dólaresson ejecutados mayoritariamente por empresas estatales chinas. Por ejemplo, la compañía del Grupo Sinohydro para la construcción de plantas de generación eléctrica y sistemas de irrigación (2010), entre otros; el Grupo China Railway para la construcción del sistema ferroviario nacional (2009); la Compañía China CAMC Engineering para desarrollar proyectos en el área agrícola y la construcción de plantas termoeléctricas (2010); la empresa de automóviles Chery Automobile Co. LTD, que abrió operaciones de distribuidor en el Estado Aragua en Agosto 2006 e instaló la planta de ensamblaje para los modelos A1 (Arauca) y A3 (Orinoco) en 2011. El gobierno adquirió a ésta empresa 20.000 vehículos, utilizando recursos provenientes del BDC en el 2012. Otra empresa es Huawei que abre tienda en Venezuela (2012), la primera fuera de China, y es la encargada del software de los satélites VENESAT-1 (2008) y VRSS-1 (2012), fabricados y puestos en órbita por la empresa China Great Wall Industries Corporation (CGWIC).

No es difícil ver que los préstamos del BDC en Venezuela retornan a las empresas estatales chinas. Es de cierto modo, el bienestar corporativo al estilo chino. Las empresas chinas obtienen los contractos que el BDC financia al gobierno venezolano, y éstas, a su vez, sobre todo empresas como Huawei, ZTE, Chery Auto y Sinohydro, reciben miles de millones de dólares en préstamos del BDC para impulsar la expansión en el extranjero.

Después de seis años el impacto de los recursos financieros, por los préstamos de BDC y el excedente de la venta de crudos y/o productos a CNOC, en el desarrollo socio productivo e industrial de Venezuela -la infraestructura, la vialidad ferroviaria, el transporte, la generación eléctrica, el incremento de la producción en la Faja Petrolífera del Orinoco, la construcción habitacional y la producción de alimentos-tienen efectos ilusionistas.

Ante el modelo de negocio del BDC, el nuevo préstamo solicitado por 5.000 millones de dólares impone revisar el proceso de selección, ejecución, control y seguimientos de los proyectos a desarrollar. Así como abrir procesos de licitación donde concurran distintas empresas para asegurar el éxito de los proyectos.

Seguir actuando bajo el hechizo chino, Maduro y su equipo continuarían maquillando la grave crisis económica que atraviesa Venezuela hasta que se haga insostenible la realidad.

 

Antonio De La Cruz es Director Ejecutivo de Inter American Trends

,

Comments are closed.