Alberto Franceschi: El víctima Capriles quiere cárcel

Como no ando ni en plan de profeta, ni menos aún exhibiendo una postura propia de autodidacta que se enamora de sus ideas, quisiera una vez más ratificar, desde el marco más estrictamente racional, que a este gobierno se le acabó la gasolina y solo sobrevive por una capacidad inusitada de flotar como corcho político institucional a partir de tres apoyos que son fundamentales y sin los cuales se va al demonio en días.

El primero de esos soportes es la MUD que desde ya empezó con, su candidato eterno y líder supremo y cósmico, a propalar que todo se podrá enmendar si votamos el 8 de diciembre en la nueve estafa…sí Luis.

El segundo apoyo es el obligado, inercial, de todos los grandes propietarios, banqueros, importadores, etc, chantajeados o beneficiarios directos del cambio diferencial, que si producen suspiran cada amanecer por permitirles sobrevivir, ganándose por lo menos un bolívar por cada 10 que invierten o arriesgan con sus productos , mientras los especuladores “allegados” de la boliburguesía ganan 10 dólares por cada uno que consiguen de sus camaradas con el cambio.

El tercer apoyo es el de las FFAA que malbarata su prestigio en agotar, por obligación constitucional, su papel de pilar del Estado y como consecuencia indeseada la de sostener el propio régimen que queda del chavismo y del gobiernito, dándoles ya vergüenza propia y ajena viendo parlotear día y noche al inefable Maduro, que duerme en el Cuartel de la Montaña, intentando obtener luces desde las profundidades de la sombras.

Como quiera que la MUD es una coalición sólida pegada con la pegaloca de los intereses crematísticos y de oportunistas que viven de la política y de las migajas que le zumban, es de esperar que estos personajes seguirán apoyando en su agonía a este gobierno, lo cual queda expresado por ejemplo cuando Capriles les anuncia una sobrevida que él cree poder garantizar hasta el 8 de diciembre, reservándoles para lo que sigue, después del 8, un menú de opciones de estiramientos que, vayan ustedes a saber, cuál es el que pacta para conveniencia del chavismo, que se quedaría por supuesto en el manejo del poder aunque quizás obligándole a aumentar las cuotas clientelares de la malhadada MUD, siendo esto lo que constituye el sueño dorado de los que viven de la manguangua de los privilegios del poder.

Si el gobierno sobrevive hasta y después de diciembre, es porque los malagradecidos del PSUV algo han valorado del papel del señor Capriles a quien le hacen diariamente la estatua de insultarle y convertirle en el símbolo de una oposición que necesita del pequeño escandalete mediático de su victimización, para seguir cumpliendo el nefasto papel de alcahuete de primer orden de este desorden.

Ahora Capriles pide que lo pongan preso, nada más lisonjero puede hacerle el gobierno si le cumplen ese deseo, nada más apropiado para volverle a subir en las encuestas después de la torta de su capitulación del 17 de abril …así siga hablando paja mientras millones y “millonas”pierden las esperanzas que es lo único que les queda.