Demanda de alimentos cayó 7% tras devaluación, escasez y altos precios

Publicado en: Destacados, Economía

El abastecimiento irregular de bienes de consumo masivo, la pérdida del poder adquisitivo y el alza de los precios no controlados, así como la incidencia de la devaluación en los costos de los bienes, generó un retroceso en el ritmo de consumo de productos básicos en cerca de 5% en el primer semestre del año, según el estudio Consumer Insight de la empresa Kantar WorldPanel.

La encuesta, realizada en 2.300 hogares de Caracas, Maracaibo, Valencia y Puerto La Cruz, evidencia que la decisión de los consumidores está restringida y comprometida por el alto costo de los productos. La investigación midió las compras de una cesta de productos como alimentos, bebidas, cuidado personal, limpieza del hogar, entre otros, y excluyó carnes y productos de charcutería.

“El volumen del consumo de productos se contrajo 5% en el primer semestre y por canasta de productos la que tuvo mayor descenso fue la de alimentos: 7%. Sin embargo, el valor de la compra aumentó 21% porque los precios subieron en promedio más de 25%, lo que se refleja en la inflación”, explicó Roberto Baskin, gerente general de Kantar WorldPanel.

Agregó que en el caso de los alimentos, el pan artesanal registró una caída de 10%, seguido de la margarina con 9% en el volumen de unidades que adquirieron los consumidores. Igualmente se redujo la compra de galletas saladas, cereales infantiles y arroz en 7% cada uno. Otros rubros decrecieron entre 4% y 6% como pastas, salsa de tomate, mayonesa y azúcar.

Otras canastas de productos, bebidas, cuidado personal y del hogar no decrecieron, pero su volumen de ventas fue menor al de otros semestres, por lo que no logra revertir la tendencia de contracción del consumo general de los hogares, dijo.

Al cotejar el primer trimestre con el segundo se observó una leve recuperación debido al incremento del salario mínimo en mayo, indicó. Hay categorías en las que el volumen de ventas creció 8% luego de haber descendido 7% entre enero y marzo, pero el consumidor siguió afectado por el repunte de los precios en más de 18%, lo que incidió en el valor de las compras.

Baskin señaló que los consumidores cada vez van menos a los puntos de venta, adquieren poca cantidad de productos por ocasión de compra, pero en promedio gastan más dinero que antes.

El estudio de Kantar WorldPanel refleja que en el primer semestre los hogares venezolanos dejaron de adquirir una media de 57 unidades de productos dentro de cada canasta. “Puede ser porque no los encontraron o porque el precio era más alto a su disponibilidad de recursos”, agregó.

En el mercado venezolano el abastecimiento es clave para la tendencia de consumo. “Cuando apareció el papel higiénico las ventas subieron 14%. Esto genera un fenómeno por lo que los hogares tienen un inventario excesivo de productos”, explicó.

Comerciantes y proveedores de bienes consideran que la lucha no es competir por precios, tamaño y ofertas, sino por el abastecimiento y el inventario que se tenga para atender la demanda de la población.

Kantar WorldPanel indicó que el canal tradicional como los abastos, bodegas y panaderías, siguen teniendo un peso importante en la preferencia de los consumidores, sin embargo, los supermercados de cadena registran un crecimiento de 9% en el volumen de unidades que compran los clientes. La población percibe que en estos establecimientos se respeta el control de precios y eventualmente pueden conseguir más productos.

Situación económica

El aumento de precios y la inflación generalizada es un problema grave que afecta directamente a 46% de los encuestados por Kantar WorldPanel, dijo Jennifer González, gerente de cuentas de la empresa.

La mayoría de los consultados, 53%, afirmó que su situación económica está peor, 37% igual y 10% mejor que antes.

Seguir leyendo: El Nacional

, , ,

Comments are closed.