Ministro se hace pasar por taxista para escuchar chismes de su trabajo

El primer ministro noruego Jens Stoltenberg se puso el uniforme que usan los taxistas de su país para conducir un taxi por las calles de Oslo y recoger las opiniones de los ciudadanos sobre las elecciones legislativas previstas para setiembre.

Esta iniciativa se desarrolló el pasado mes de junio, un día que Stoltenberg hizo un paro en sus funciones al frente del país nórdico para pasar de incógnito como uno de los conductores de la compañía “Oslo Taxi”.

“Para mí es importante escuchar lo que la gente piensa de verdad y hay un lugar en el que dicen lo que piensan de la mayoría de los asuntos, y es en un taxi”, afirmó el funcionario, según recoge el diario noruego ‘Aftenposten’ en su edición digital.

El coche estaba equipado con cámaras ocultas para grabar las reacciones de los pasajeros sobre su visión política, mientras el primer ministro realizaba varias maniobras que los hacia temer por sus vidas. Al final todos los viajantes descubrieron el disfraz.

Las conversaciones grabadas en video podrán ser usadas en la campaña electoral del partido laborista de Stoltenberg, que está por detrás del Partido Conservador.

Fuente: LaRepublica