La incertidumbre amenaza fachada de estabilidad de Nicolás Maduro

FOTO REUTERS/Andres Stapff

Nicolás Maduro parece estar consolidándose en el poder ya que los venezolanos están acostumbrándose a verlo en la presidencia pese a las acusaciones de que llegó allí de manera fraudulenta, pero el futuro de la “revolución bolivariana” aún luce incierto ante el latente riesgo de las divisiones internas y una feroz crisis económica que carece de solución a la vista.

“Veo a Maduro consolidando su posición”, comentó desde Londres Diego Moya Ocampos, analista para América Latina de IHS Global Insight/IHS Jane’s.

Prueba de que está ocurriendo puede verse en la reciente designación de Carmen Meléndez, una almiranta cercana al fallecido presidente Hugo Chávez, como ministra de Defensa pese a las presiones de integrantes de las Fuerzas Armadas que deseaban que el cargo recayera sobre un representante del Ejército, dijo.

“Fue una jugada de Maduro para enviar una señal de que él está tan posicionado en el poder que se da el lujo de nombrar al cargo, no solo a otro representante de la Armada, porque [el ministro anterior, Diego] Molero, también venía de allí, sino a una mujer”, comentó Moya.

Para leer más: El Nuevo Herald