Simpatizantes del depuesto presidente egipcio manifiestan en varios países

Reuters

Defensores del presidente egipcio derrocado Mohamed Mursi se manifestaron este sábado en ciudades de varios países para denunciar la violencia contra las movilizaciones de los Hermanos Musulmanes en ese país.

Al grito de “Mursi presidente” y “abajo los militares”, varios centenares de personas manifestaron este sábado en París para denunciar el “golpe de Estado” y la violencia en Egipto.

“Estamos dispuestos a manifestar todos los días porque lo que está sucediendo en Egipto es terrible”, declaró un manifestante franco-egipcio de 37 años.

En Turquía, miles de personas se concentraron el sábado en Estambul y en Konya (centro) convocados por organizaciones proislamistas para manifestar a favor del expresidente islamista egipcio y contra las “masacres” del régimen militar.

“Abajo Al Sisi”, jefe del ejército, “¡Mursi al poder!”, corearon unos 4.000 manifestantes congregados en la explanada de la mezquita del barrio de Eminonu, en Estambul.

En Israel, miles de árabes israelíes expresaron en Nazareth su apoyo Mursi, derrocado por el ejército el pasado 3 de julio.

Siguiendo al predicador jeque Raed Salah, un responsable del movimiento islámico, alrededor de 4.000 personas marcharon ondeando banderas egipcias y retratos de Mursi.

Los manifestantes coreaban consignas contra el general Abdel Fatah Al Sisi, afirmando que éste “sigue las ordenes de Estados Unidos”.

En Berna manifestaron un centenar de partidarios de los Hermanos Musulmanes, movimiento al que pertenece Mursi, convocados por la Liga de Musulmanes de Suiza.

Los manifestantes expresaron su apoyo a los centenares de “mártires” muertos durante la evacuación a la fuerza de los simpatizantes de Mursi de dos plazas en El Cairo que ocupaban desde hacía varias semanas.

El pasado miércoles las autoridades egipcias decretaron el estado de emergencia en el país y un toque de queda nocturno en algunas provincias en esta nación convertida en un auténtico campo de batalla desde el desalojo por la fuerza de los campamentos de los partidarios de Mursi en El Cairo. Los enfrentamientos han dejado en cuatro días más de 750 muertos.