Ventas en tiendas playeras ha caído 30%

 

Referencial

Con la llegada de la temporada vacacional los comercios especializados abrieron con las ofertas tradicionales, pero los consumidores se equipan con lo mínimo para ir a la playa. En varios comercios dan cuenta de una caída de 30% en las ventas.

“La meta es mantenerse al nivel del año pasado”, dijo el encargado de un negocio en el este de Caracas. Clara Solórzano se detuvo en varios locales en un centro comercial a preguntar precios, pero no cargaba bolsas. “En el pasado compraba varios trajes de baño al año, pero últimamente sólo compro un par porque el sueldo no me alcanza”.

LUIS CARÍAS TOSCANO/ El Nacional

Las tiendas están provistas de una gran cantidad de mercancía, pero con pasillos solitarios. “La situación del país nos afecta a todos”, afirmó un comerciante que no quiso ser identificado, incluso productos que no son de primera necesidad. Hizo referencia a la inflación de 29% en los primeros siete meses. “La gente destina el dinero a otros rubros antes de gastar en artículos vacacionales, a pesar de las promociones”.

El negocio que gerencia vende colchones inflables en 800 bolívares, carpas desde 1.600 hasta 3.000 bolívares, pequeñas cavas en 300 bolívares, sillas en 500 y toallas en 2.000 bolívares.

Sonia Rodríguez, encargada de la tienda Water Proof en el centro comercial Sambil, indicó que los precios suben cada tres meses entre 15% y 30%, lo que ha modificado el hábito de los consumidores: ahora están pendientes de dónde se consigue un artículo más barato. “Las personas han optado por equiparse sólo con lo necesario y esto ha incidido en las ventas”, añadió.

En el local ofrecen shorts desde 1.200 bolívares y trajes de baño para damas en 590 hasta 1.030 bolívares. Las cholas se venden en 410 bolívares y las franelas en 330. Otra tienda exhibe lentes hasta en 4.000, gorras en 350 bolívares y sandalias en 400 bolívares.

 

Incidencias. “Las ventas son regulares. Es imposible hablar de un incremento”, expresó otro comerciante del centro comercial.

Ni siquiera los que venden más barato han tenido suerte. Carolina Rojas, trabajadora de la tienda The Big Party On The Beach, dijo que comercializan franelas playeras en menos de 100 bolívares, pero a diario cierran caja con porcentajes bajos de ventas.

En la Candelaria, el local Miami Beach afronta el mismo inconveniente, pues si bien venden sandalias desde 110 bolívares y trajes de baño para damas a partir de 350 bolívares, la temporada es muy mala en relación con años pasados. “La lluvia ha echado a perder los viajes a la playa”, se quejó.

Una de las consumidoras, Miriam Zambrano, más bien cree que obedece a prioridades. “Antes solía ir mucho a la playa, pero ahora resulta imposible”. La acompañaba Ana Suárez, quien señaló que ahora tenía otros destinos como subir al Ávila o simplemente hacer ejercicios en la mañana.

 

Lo indispensable. En las farmacias el bronceador se consigue entre 117 y 127 bolívares, según la marca, mientras que el protector solar depende de la presentación, pero va desde 155 hasta 288 bolívares. Uno especializado para niños estaba en 319,20 bolívares.

La loción hidratante que se usa para después de ir a la playa se encuentra entre 51,50 y 68 bolívares. En las farmacias también se ven los tobos y juguetes para niños hasta en 220 bolívares.