Andrés Velásquez: No se puede combatir la corrupción sin poderes autónomos

Archivo

Este miércoles, el diputado a la Asamblea Nacional (AN), Andrés Velásquez, reiteró que para combatir la corrupción no es necesario que se aprueben leyes Habilitantes. “La gobernabilidad y legitimidad de un gobierno no solo se mide en votos sino en el manejo transparente de los recursos y de las acciones que hacen para mejorar la calidad de vida del pueblo. A nosotros no nos van a condicionar, ni a chantajear por no aprobarles una Habilitante. No se requiere poder habilitante para combatir la corrupción. La corrupción se combate con disposición y voluntad para trabajar por el pueblo. No se puede combatir la corrupción sin poderes autónomos. Aprobar una Ley Habilitante para Maduro es darle carta abierta para que continúe con su persecución a los sectores de oposición y con sus abusos de poder. Incompetencia, ineptitud y corrupción son las principales características de este Gobierno”.

El diputado Velásquez recordó que este debate se ha presentado ante la AN en reiteradas oportunidades, durante gestiones distintas a la de Nicolás Maduro. “Toda esta discusión de si aprobamos o no una Ley Habilitante a Maduro para su supuesta lucha contra la corrupción, me recuerda que muchos de los que hoy están en el Gobierno antes militaban en la Causa R y cuando en gobiernos anteriores solicitaban poderes especiales, ellos se rajaban las venas en rechazo a una posible aprobación, porque supuestamente esto era contrario al ejercicio de los parlamentarios, porque una habilitante castraría a la Asamblea. Hoy me pregunto dónde se les perdió el discurso, porque son ellos los primeros que andan montando llorantinas para que sean aprobados. Eso pone al descubierto quiénes son los verdaderos corruptos de este país, si esa ley es aprobada estaremos frente a dos nuevos casos de corrupción, el de un diputado que se vendió y el de otro que le compró su voto”.

Advirtió que no es casual que Venezuela salga reflejado como uno de los países más corruptos del mundo en informes presentados por la ONG Transparencia Internacional. “Tenemos 15 años apareciendo en estos informes, nada de esto es nuevo. Esta lucha contra la corrupción para los venezolanos es histórica. La corrupción transversaliza la crisis del país y lapida la situación económica de los venezolanos. Hagan una encuesta en el interior de lo que piensa la gente de las colas para encontrar productos de primera necesidad. Esa es la angustia que vive el venezolano. Quizás en la ciudad capital no se percibe tan a fondo el desabastecimiento, pero en el interior es espantoso lo que se vive. Un gobierno que liquidó la producción agrícola, que ha incidido en la corruptela de la operación cambiaria, así como muchos otros casos que están a la vista del pueblo venezolano, no tiene moral para llamar a un debate contra la corrupción. Ellos deben admitir que ese flagelo está dentro de su propio núcleo”.

Velásquez reiteró que desde la alternativa democrática están dispuestos a participar en el debate solicitado por Nicolás Maduro sobre la corrupción, siempre que dicha discusión lleve a una coordinación para combatir este flagelo. “La corrupción es un cáncer para la administración pública pero la corrupción no se debate, se combate. En esta conversación se tiene que llegar a acuerdos mínimos. No hacen falta los shows político a la disidencia, así no puede ser abordada. El que maneja el dinero es el que está en el Gobierno, no la oposición. No permitiremos que pretendan lanzarnos una emboscada ni caeremos en convocatorias tramposas para hacer con la Asamblea lo que se les dé la gana, en Venezuela jamás se ha aprobado una Habilitante sin contar con las tres quintas partes del Parlamento y esta no será la primera vez. Ellos necesitan 99 votos que sencillamente no tienen. A mis compañeros les pido que si tienen viajes los suspendan y acudan a todas las sesiones que sean convocados”.

El parlamentario anunció que próximamente acudirá a la Fiscalía Nacional de la República, para presentar una nueva denuncia contra el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez. “Un caso más de la gobernación de Bolívar, caso número 12 y presentaremos pruebas. El pasado 12 de febrero, con motivo de la celebración del Congreso de Angostura, este señor se gastó 3 millones de bolívares en el festejo. Ni las fechas patrias se le salvan a este señor para cometer descaradamente sus actos de corruptela. También tenemos el caso de la planta de concentración de minerales que nadie sabe qué pasó con los reales que se aprobaron para eso. Resulta también que ahora CAVIM, la industria militar venezolana, ahora es una empresa de importación de vehículos y papel bond, porque hicieron un negocio redondo con el control cambiario y ahora ellos importan cualquier cantidad de cosas que se las venden a otras empresas y todo esto bajo la mirada complaciente del Gobierno nacional”

Prensa Henrique Capriles/ Keissy Bracho