Diez trucos para que los niños vayan al colegio sin dolor

Foto Archivo

1. Adáptalo al horario. Si el niño está renuente y no quiere ir al colegio, lo mejor es que durante el primer día lo lleves una hora, el segundo día dos horas, y así sucesivamente, para que su adaptación no sea brusca.

2. Permítele llevar su juguete favorito, esto lo hará sentirse como en casa, ya que por lo menos tendrá algo familiar para no sentirse tan solo.

3. No alargues la despedida, dale un beso y listo. Si él o ella nota que estás apenada no querrá entrar. Es difícil, pero será peor si ambos se ponen tristes y a llorar.

4 .Dile que en un par de horas volverás a recogerlo, dale seguridad. Él confía en ti y esa es su mayor seguridad.

5. Es vital que una persona muy cercana, como mamá o papá, recojan y lleven al pequeño a la escuela; de esta forma sabrá que este cambio es parte de su vida y que todos lo apoyan.

6. Pregúntale a diario qué hizo, que aprendió. ¿Cantó, jugó, rio, lloró? De esta forma entablarás una conexión muy especial y él se sentirá importante.

7. La lonchera debe ser variada y basada en una alimentación equilibrada. Recuerda que lo mejor para él es lo natural y no consumir tanta azúcar.

8. No inicies la mañana apurada, si tú estás apurada y alborotada, terminarás por estresar al pequeño; especialmente en sus primeras semanas en el colegio.

9. ¡No llores! No pierdas el control de la situación al hacerle saber que también te sientes triste por la separación.

10. ¡Disfruta! Es una nueva etapa en su vida y qué mejor que pasarlo con sus padres apoyándolo.

ABC del Bebé.