Lester Toledo: Gobierno Homofóbico

Corrupto, incompetente, intolerante, injusto, despilfarrador, arrogante, ineficiente, torpe, inculto, represivo, ilegítimo… A todas estas posturas y calificativos del Estado venezolano y sus poderes, se le suma ahora otra triste forma de persecución: la homofobia.

No les basta con la lista Tascón (aún vivita y coleando). No les basta con coaccionar a miles de venezolanos obligándolos con el voto inducido, no les basta con el apartheid político o con inhabilitar a candidatos que no son adeptos a su proceso. No; ahora a quienes pensamos distinto al Gobierno no solo se nos tildará de fascistas, derechistas, burgueses, sino también de “maricones”. Un calificativo más para dividirnos.

El pasado martes 13, el perturbado y desmedido Pedro Carreño, expresó casi a nivel de convulsión satánica en el seno de la Asamblea Nacional, un deslenguado discurso contra Henrique Capriles, donde lo calificó de “maricón” e hizo otros ensañamientos escatológicos.

“Responde, homosexual (….), acepta el reto maricón”, gritó al calor de la discusión el diputado chavista Pedro Carreño, refiriéndose al Gobernador de Miranda y quien a su vez ha acusado al legislador de corrupción.

A Carreño, próspero negociante de la política, sencillamente se le “chispoteó” como al Chavo del 8 lo que realmente piensa de las personas de sexo diverso. Dejo bien clara su opinión homofóbica, aunque tratase de enmendar el error horas mas tarde debido a la repercusión negativa de sus palabras en la opinión publica nacional.

Así es él y así es la mayoría de los revolucionarios (a excepción de algunos de muy conocida preferencia sexual que militan en el PSUV) que al peor estilo cubanistoide persiguen a quien piense diferente con prejuicios que en el contexto mundial están siendo observados y juzgados por instituciones como Amnistía Internacional, organización que tiene en la mira a más de 70 países que en el mundo practican la homofobia.

Para el director de la consultora Datanálisis, Luis Vicente León, estos ataques son parte de la “radicalización” a la que apuesta el gobierno, ¡Estoy de acuerdo!

Nosotros, desde Voluntad Popular, hemos defendido el derecho a la diversidad sexual y a cualquier discriminación contra el ser humano. Hemos mantenido una lucha firme en eso.

Para lo que si seremos siempre intolerantes y radicales es para la lucha contra los corruptos de esta boliburgesía que no pueden justificar sus exóticos fiestones, paradisiacos paseos, corbatas “Louis Vuitton”, calzados Gucci, fortunas y bienes en “El Imperio” y pare usted de contar…

Lester Toledo

Comunicaciones Voluntad Popular Zulia