Gobierno contactó a empresa argentina para reparar equipos de radioterapia

Héctor Rodríguez, ministro de la Juventud y vicepresidente para el Área Social del gabinete, comenzó esta semana los contactos con la empresa Invap para programar la reparación de los equipos de radioterapia adquiridos bajo el convenio Argentina-Venezuela, a los que se les venció el contrato de mantenimiento hace un año.

ADRIANA RIVERA / El Nacional

La situación ha sido el detonante de una crisis en el sistema estatal de atención de pacientes con cáncer cuya crudeza resume un cálculo de la Sociedad Venezolana de Radiología Oncológica: entre 10% y 15% de los enfermos muere a la espera del tratamiento. De las 19 salas dotadas gracias al acuerdo, sólo 5 están en funcionamiento, según las inspecciones que entre mayo y junio realizaron diputados de la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional.

Rodríguez informó que su despacho espera recibir mañana la oferta de un programa de mantenimiento correctivo y preventivo para los equipos médicos y el suministro de repuestos. El paquete adquirido hace 9 años incluyó 53 equipos clave, entre ellos, 9 aceleradores lineales, 8 unidades de cobaltoterapia y 14 máquinas de braquiterapia, además de tomógrafos, gamma cámaras y simuladores. El vocero gubernamental no ocultó el diagnóstico de lo que ocurre con la red. “El problema en general es que no ha habido mantenimiento”, admitió.

Mientras esperan la respuesta de los argentinos, el despacho de Rodríguez también ha hecho contactos con Meditron, empresa venezolana encargada de la conservación de los equipos por los proveedores sureños: Philips Argentina e Invap, corporación pública especializada en tecnología nuclear.

Rodríguez informó que a la compañía local le pidieron ejecutar las reparaciones de los equipos de radioterapia de los hospitales Alfredo van Grieken, en Coro, estado Falcón, y el Oncológico Miguel Pérez Carreño, en Naguanagua, estado Carabobo. El funcionario calcula que en un máximo de 10 días estarán listos los trabajos y se podrá reanudar la atención de los pacientes. “También se les pidió que evaluaran la recuperación de los equipos en los otros hospitales”, agregó.

Sin responsables

El vocero del Gobierno se abstuvo de señalar responsables por el colapso del servicio de radioterapia en la red de hospitales públicos. Rodríguez dijo que no han hecho una evaluación para determinar por qué caducaron las garantías que protegían los equipos y quiénes estaban a cargo de tomar las decisiones que evitaran la crisis. “Estamos resolviendo y tratando de garantizar que todo esté al día. Muchas veces esos contratos se vencen por temas de negociación; se trata de montos altos. En esas discusiones se pasan a veces los tiempos”, afirmó el funcionario.

Diputados de la Comisión de Desarrollo Social de la AN han solicitado públicamente a sus colegas declarar la responsabilidad de la ex ministra de Salud, Eugenia Sader, por no haber renovado los contratos de mantenimiento preventivo.

Uno de ellos ha sido el opositor Bernardo Guerra, quien calificó la actuación de la ministra con el siguiente término: “Negligencia irresponsable”. Henry Ventura, diputado del PSUV y médico, habló de una omisión por parte de la ex funcionaria y lamentó las muertes ocurridas a raíz de las fallas de los servicios. Ambos, junto con los otros 10 miembros de la comisión, participaron en las inspecciones a los servicios públicos de radioterapia. Oswaldo Vera, presidente de la instancia, señaló que al término de las vacaciones parlamentarias se definirá el grado de prioridad que le darán al informe que se desprendió de las visitas a los hospitales.

Las fallas en los servicios de radioterapia fueron admitidas el viernes pasado por la viceministra de Recursos Salud, Nuramy Gutiérrez, en entrevista con la televisora pública Venezolana de Televisión. La funcionaria hizo énfasis en que el Ejecutivo está asumiendo el problema y adelantó que el presidente Nicolás Maduro comenzó los contactos para reactivar el convenio entre Argentina y Venezuela. No explicó, sin embargo, las razones por las que el despacho de Salud no renovó los contratos a tiempo o por qué han demorado tanto las negociaciones con el proveedor que viene de Argentina, uno de los aliados del gobierno del heredero político de Hugo Chávez.

Tampoco precisó el número de equipos en malas condiciones, aunque investigaciones del Centro de Estudios de Desarrollo de la UCV, de la Sociedad Venezolana de Radioterapia Oncológica y de profesionales independientes señalan que entre la cuarta parte y la mitad de los aparatos tienen problemas de funcionamiento o están fuera de operación.

EL DATO

El Gobierno evalúa la posibilidad de crear una empresa para el mantenimiento de equipos médicos. Héctor Rodríguez, vicepresidente para el Área Social, señaló que esperan establecer una alianza para ese proyecto con la empresa argentina Invap, proveedor de equipos de radioterapia para Venezuela desde 2004. “Se debe hacer un estudio; quizás vaya más allá del mantenimiento de equipos y se dedique a cuidar la infraestructura de los hospitales”, dijo.