Iglesia salvadoreña reprocha amaños en seleccionados de fútbol

La iglesia católica aseguró este domingo que el supuesto arreglo de partidos por los integrantes de la selección de fútbol mayor es como “traicionar la alegría” de los salvadoreños, a la vez celebró una investigación en curso para castigar a los responsables.

“Ojalá que este sea un precedente que nos ayude a vivir de una manera justa y honesta, que no se repitan estos casos (de amaños) porque es traicionar la alegría, el interés y la nobleza de un pueblo que siempre apoya a su selección”, declaró el arzobispo de San Salvador, José Luís Escobar, luego de oficiar la misa dominical en la céntrica catedral capitalina.

La reacción del arzobispo, se produce luego que el miércoles la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) acordó suspender por 30 días a 22 jugadores de la selección, mientras se investiga su grado de participación en los supuestos amaños de al menos cuatro encuentos entre 2010 y 2012.

“Hoy le tocó a la selecta (nombre popular de la selección), ojalá aprenda la lección y que esto (la investigación) nos ayude a superarlo”, destacó.

El presidente de la FESFUT, Carlos Méndez, advirtió el viernes que los arreglos de encuentros “es una práctica” que viene desde 2007-2008.

En búsqueda de pruebas, la Fiscalía y la Policía secuestraron computadoras, teléfonos celulares y libretas bancarias, luego que la madrugada del jueves allanaron las residencias de 11 de los 22 seleccionados que figuran como imputados.

El caso de los amaños ha conmocionado a los salvadoreños que se podrían quedar sin selección mayor si los 22 investigados resultan culpables.

El arzobispo recordó a los jugadores involucrados que el pueblo “es noble” y en virtud que siempre les apoyó, es por eso es que el escándalo ha tocado “las fibras más sensibles de la sociedad salvadoreña”.

“Qué bien que se haya ventilado este caso (…) qué bien que nos hemos podido dar cuenta y que se está aplicando la justicia”, destacó.

Más allá del caso de los futbolistas, Escobar se pronunció a favor de que ese “proceder injusto, ilegal y nefasto, como es la compra de voluntades no se dé en ningún nivel”.

AFP