Ledezma: La tesis del sabotaje ya no sirve para ocultar crisis en Pdvsa

(Foto archivo)

El dirigente de la Alternativa Democrática Antonio Ledezma, criticó enérgicamente la versión oficialista de que existen saboteadores de la gestión gubernamental, específicamente en Pdvsa, según declaraciones del presidente de la estatal petrolera, Rafael Ramírez. Aseguró que, en realidad, tragedias como la de Amuay y problemas diarios como el alza de los precios de la canasta básica y de los útiles escolares o los retrasos en el metro de Caracas, pueden ser evitados con planificación económica que permita la buena administración de los recursos y el mantenimiento de los servicios.

“Dice Ramírez que hay una red de sabotaje, que todas esas colas que la gente del pueblo tienen que hacer para ver si compra 2 kilos de arroz, 2 kilos de pasta o 2 kilos de harina, eso es culpa de los saboteadores que son dirigidos desde el imperio. No sabemos de qué imperio, si el de Estados Unidos, si el Imperio Británico, no sabemos cuál potencia, si la alemana o la española, pero según estos señores, cada vez que usted haga una cola, cada vez que usted sienta que no tiene cómo pagar el mercado que pretende hacer, cada vez que usted paga en el mostrador de la bodega de su barrio o de su urbanización y se cerciora de que aumentaron los precios de la harina, del arroz, de la pasta, esos aumentos los autoriza el gobierno porque fueron obligados mediante una conspiración de grupos saboteadores. ¿Estos enchufados llegan a creer que los venezolanos somos tan pendejos como para seguir creyendo todos estos embustes y estos pretextos? Si es que ya el gobierno no tiene más excusas para justificar lo que está ocurriendo en Venezuela. Esos apagones, esas oscuranas que padecen los ciudadanos en muchas partes del país, según el gobierno son culpa de una iguana y los problemas de inseguridad que han dejado más de 400 muertos que deja el mes de agosto en la morgue de Bello Monte, ¿eso también es culpa de los saboteadores?”, cuestionó Ledezma.

El líder político reiteró que le parece insólito que se hable de saboteadores en lugar de asumir las responsabilidades. “La corrupción que ha hecho mella en PDVSA, ¿también es culpa de los saboteadores? Aquí vemos al presidente de PDVSA declarando que hay saboteadores en Amuay,ustedes son los que están desmantelando PDVSA. Ustedes recibieron la industria petrolera venezolana produciendo más de 3 millones, 300 mil barriles diarios y hoy PDVSA está de capa caída, produciendo menos. PDVSA tenía no más de 40 mil empleados en 1999, hoy tiene una nómina de no menos de 120 mil empleados y está produciendo menos petróleo. PDVSA tiene una deuda gigantesca, se habla de 40 – 50 mil millones de dólares y no se han hecho nuevas inversiones. Es insólito que el gobierno venezolano tenga que importar gasolina. Un gobierno petrolero importando gasolina, porque ustedes han acabado con la industria nacional. Y pudiéramos seguir hablando de las refinerías, de la situación de las carreteras de toda Venezuela, los problemas del Metro de Caracas que siempre tiene retraso ¿y por qué? ¿porque hay saboteadores? No. Porque no se hace el mantenimiento correspondiente porque el dinero se lo roban, porque los distraen en otros menesteres, por eso no se ocupan de mantener los puentes, de arreglar las carreteras, no se ocupan de concluir los proyectos de autopistas, ni de ir pensando, por ejemplo, que muy pronto va a comenzar el año escolar y es necesario tener habilitadas las escuelas de Caracas y de toda Venezuela. Pero mientras esta situación ocurre, el gobierno sigue diciendo que hay saboteadores”, enfatizó el líder democrático.

Ledezma recordó que durante su recorrido por Catia y El Junquito, este fin de semana, uno de los problemas que manifestaron los habitantes de esas comunidades, es el referente a la basura. “El gobierno municipal no recoje la basura, ese es el caso del municipio Libertador, donde el alcalde no sirve ni para recoger la basura. La gente me llamaba para advertirme lo que está a la vista de todo el mundo: cerros de basura. ¿Y eso es culpa de quién? ¿De la iguana? ¿De los saboteadores? Este gobierno que no es capaz de controlar el costo de la vida, de controlar los precios, de controlar la moneda, a pesar de que tiene en vigencia todas esas medidas de control de cambio, de control de precios, parece que no escucha la voz de protesta de un pueblo que dice que si le siguen subiendo los precios de los alimentos, ellos van a terminar bajando de los cerros y no a provocar tragedias, sino a hacerse escuchar”, aseguró.

Ledezma también enfatizó que los venezolanos padecen las consecuencias de una mala gestión de los recursos, que trae como consecuencia el sufrimiento de los venezolanos. “Mientras el gobierno maneja caudales de recursos, esta es la noticia que se repite en los diarios de circulación nacional: lo que está ocurriendo en la Maternidad Concepción Palacios de Caracas, en el Hospital de Lídice, en el Hospital El Algodonal, en el Risquez, en el Hospital de Coche, en el Periférico de Catia o en Los Magallanes de Catia. Y mientras el titular de prensa dice que “Desde hace 10 meses no hay radioterapia en hospital de Falcón”, el gobierno está hablando de enchufados, que si es el FBI, la CIA, el Pentágono, o que son los conspiradores israelitas los responsables de esta calamidad con la que se levantan y se acuestan todos los venezolanos”, aseguró.

En este sentido, en su programa matutino, Tiempo de Creer, Ledezma conversó con Laura Vaamonde, secretaria ejecutiva del Sindicato de Trabajadores de Hospitales y Clínicas y con Esther Figueroa, enfermera de la Maternidad Concepción Palacios, quienes denunciaron la grave situación de ese centro de salud, además de relatar los hechos ocurridos el pasado 11 de agosto, que causaron la muerte de la enfermera Milagros Franco, a manos de dos pacientes antisociales que le propinaron una golpiza. “Fue brutalmente agredida y la directora de la maternidad quería ocultarlo. Milagros murió de un infarto producto de una aguja que le clavó la paciente drogadicta en el pecho. Nadie se explica que notándose en esta placa la aguja, en la maternidad no le hicieron ninguna otra, se dio la orden, pero no se le hizo”, aseguró Vaamonde, quien además indicó que seguirán en la lucha contra la impunidad en este caso y para que, por supuesto, no se repita.