Maduro critica que Obama coloque a Congreso como “corte mundial” sobre Siria

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, criticó la decisión tomada este sábado por el mandatario estadounidense, Barack Obama, de solicitar la autorización de su Congreso para tomar acciones contra Siria, al considerar que lo coloca por encima de los mecanismos internacionales, como una “especie de alta corte mundial”.

“Es muy grave que el presidente Obama pretenda sustituir a los organismos de la ONU, que haya enjuiciado, condenado al gobierno de Siria y decidido invadir, atacar militarmente al pueblo de Siria y ahora coloque al Congreso de Estados Unidos como una especie de alta corte mundial que sustituye al Consejo de Seguridad”, dijo Maduro este sábado desde Guyana, a su salida de la cumbre binacional con su par Donald Ramotar.

Este sábado el presidente Obama anunció desde la Casa Blanca su decisión de solicitar autorización del Congreso para atacar a Siria, pese a que la ONU pidió “tiempo” para presentar un informe “imparcial” y “creíble” sobre el uso de las armas químicas.

En su declaración, Obama aseguró que el ataque con armas químicas que se perpetró contra varios suburbios de Damasco el miércoles 21 representa una “amenaza que debe ser confrontada” con el poderío militar estadounidense.

“Eso no se puede permitir”, sentenció Maduro este sábado. “Si se rompen los mecanismos multilaterales y la legalidad internacional, definitivamente lo que viene en este mundo es guerra y destrucción”, agregó el mandatario venezolano, quien ha rechazado en reiteradas ocasiones las intenciones estadounidenses de un ataque contra Siria.

El presidente guyanés, Donald Ramotar, también expresó su rechazo a la decisión de Obama al reiterar que Estados Unidos debe esperar “la ratificación del Consejo de Seguridad de la ONU”.

El pasado viernes, los líderes de los 12 países miembros de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) aprobaron desde Paramaribo, Surinam, una declaración en la que expresaron su “extrema” preocupación por la situación en Siria y condenaron “las intervenciones externas que sean incompatibles con la Carta de las Naciones Unidas”.

Para entonces, Obama seguía sin tomar una “decisión final”. AFP