Unidad Visión Venezuela: Nuevo plan de magnicidio es un insulto a los venezolanos

Quienes están frente al gobierno nacional decidieron recurrir una vez más al guión practicado muchas veces durante el mandato del fallecido Hugo Chávez y que tiene el sello cubano, como lo es el supuesto intento de asesinato de un Presidente y de otros altos funcionarios públicos, sin que existan buenos precedentes en cuanto a veracidad comprobada de estos supuestos planes. Manifestó Omar Ávila, secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela.

“No se nos puede responsabilizar por dudar de esta tesis cuando como todos recordamos el día de la juramentación de Nicolás se violentó no solo su seguridad, sino la de todos los funcionarios públicos que allí estaban presentes, cuando Yendrick Sánchez se abalanzó sobre su persona, no para asesinarlo sino para pedirle ayuda, una solicitud que durante el mismo discurso Maduro dijo que atendería y cuya real respuesta fue llevarlo a prisión y acusarlo, con el agravante de que aún no se fija ni siquiera la fecha sobre su juicio”. Agregó.

A juicio de Ávila, esta historia, la cual le genera dudas no sólo por la foto impresa de los supuestos objetivos, en época de gráficas digitales, tiene poco asidero y fue presentada sin la debida relevancia ante el país. “Este plan nos luce también como un insulto a los venezolanos, que vivimos día a día con el temor de no regresar a casa por la violencia desatada e indetenible que ha permitido y en casos hasta auspiciado esta clase dirigente”.

El secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela señaló que sólo basta con revisar las alarmantes cifras de muertes violentas que se registran en el país y los tipos nuevos de delitos que se van desarrollando, “con lo cual estamos hablando de un homicidio masivo de la población que a diferencia de estos funcionarios nos desplazamos sin escoltas, en transporte público, con tráfico. También lo vemos como un nuevo intento de alarmar a la población y tratar de distraerla de la realidad económica agobiante que enfrenta, con una inflación reconocida por el Banco Central de Venezuela (BCV) que es de las más altas del mundo, con la escasez que afecta nuestro estilo de vida y patrones de consumo.

Recordó que desde que está en el gobierno, Maduro ha hablado de 11 conspiraciones de las cuales 4 son de magnicidio, “lo que significa un record en este tipo de denuncias en regimenes de este tipo, ya que Chávez recurrió 16 veces a este tipo de señalamientos prácticamente se podría decir una vez por año, pero este busco emular a su mentor Fidel Castro el cual mes a mes hacía denuncia de este tipo. Pareciera que Maduro quiere ser recordado como el presidente de las conspiraciones y es que esta nueva denuncia de magnicidio solo tiene un fin, que no es otro que tapar la inseguridad, crisis hospitalaria, escasez, inflación, corrupción, en definitiva no saben cómo tapar su incapacidad”.

En tal sentido, Omar Ávila manifestó que como al Gobierno no le funcionó el tema de la lucha anticorrupción, ahora viene a tratar de distraer hablando de magnicidio. “El Gobierno central quiere que venezolanos dejen de pensar en los problemas lanzando nueva denuncia de magnicidio con la que tampoco van a tapar las irregularidades cometidas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) con migración de candidatos, con la extensión sin motivo justificado de las modificaciones de candidaturas por 3 días más por ahora, ya que si no logra el PSUV recoger a sus disidentes por lo menos en los casos más emblemáticos suponemos que seguirán dando prorrogas en el ente electoral”.

En definitiva, creemos que si hay alguien que quiere hacer desaparecer este gobierno es él mismo, que con sus desaciertos, equivocaciones, malas políticas, está preparando el ambiente para que cada día los ciudadanos lo rechacen más y más.

En cuanto al deplorable estado del sistema de salud en el país que a diario se padece en hospitales y ambulatorios, y que esta semana ha sido noticia en los medios de comunicación, “podemos decir que tal situación es producto de la corrupción que ha patrocinado y que es responsabilidad de quienes estos 15 años han estado en el gobierno. No se justifica que con los ingresos récords que ha tenido Venezuela haya niños recién nacidos en cajas de cartón, no existan suficientes camas para atender emergencias y mucho menos enfermedades de largo plazo, que no haya insumos o que se adeuden compromisos con médicos y enfermeras”.

Agregó que el dinero que ha debido utilizarse para suministros de hospitales, incluso para la construcción de nuevos centros asistenciales, se ha destinado no sólo a supuestas ayudas a otros países que se traducen en compras de alianzas en el plano internacional a determinado esquema ideológico, sino además termina siendo malversado cuando se aprueban recursos y las obras no se ejecutan como es fácilmente comprobable en cualquier rincón de Venezuela. “Lo que más nos llama la atención es que incluso una clase política que perdió a su líder a causa de un cáncer, abandone al resto de los compatriotas que padecen esta enfermedad, marcando una gran diferencia entre quienes en la práctica son ciudadanos de primera y de segunda”. Concluyó Omar Ávila.