Venezuela y Guyana “listos” para resolver controversia fronteriza

Foto: EFE

Venezuela y Guyana acordaron hoy solicitar a la ONU que continúe con el proceso de mediación entre ambos países para resolver la controversia fronteriza que mantienen desde hace décadas ambos países suramericanos.

Para ello pedirán que se renueve el mandato del profesor de relaciones internacionales Norman Girvan, mediador del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon para este conflicto desde 2010 y hasta el mes pasado, cuando acabó dicho mandato.

Así lo acordaron hoy el presidente Nicolás Maduro, y su homólogo de Guyana, Donald Ramotar, durante una reunión bilateral que mantuvieron en Georgetown, un día después de haber coincidido en el vecino Surinam durante la VII Reunión Ordinaria de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), de la que ambos países forman parte.

“Hemos acordado renovar el proceso de mediación de Naciones Unidas. Creemos que el profesor Girvan ha hecho un buen trabajo y estamos de acuerdo en hacer esta petición a la ONU para que el proceso continúe”, dijo Ratomar tras la reunión.

En la primera visita de Maduro a Guyana desde que asumió la presidencia de Venezuela, el mandatario apuntó que ambos países están comprometidos a tomar medidas diplomáticas y legales para zanjar este largo conflicto.

“Estamos preparados para trabajar a través de Naciones Unidas como la única vía”, dijo Maduro en una conferencia de prensa ofrecida tras la reunión.

El mandatario, que considera que es el momento de que los equipos de ambos países aceleren la implementación de medidas, culpó a Estados Unidos de estar entrometiéndose en esta controversia de forma soslayada para tratar de desestabilizar a los gobiernos de izquierdas de la región.

“El propósito era debilitar a las fuerzas independentistas de izquierdas y a los líderes de Guyana”, defendió Maduro, para quien la CIA estadounidense ha tratado de fomentar la desconfianza, el odio y el racismo.

El conflicto que les enfrenta es el relativo al Esequibo, por el que Venezuela reclama 167.839 kilómetros cuadrados en la frontera con Guyana, lo que supone tres cuartas partes del territorio guyanés.

El litigio por esa extensión de tierra, conocida como el Esequibo y muy rica en recursos naturales, se remonta a cuando ese territorio guyanés limítrofe con Venezuela pertenecía a Reino Unido y se ha mantenido tras la independencia del país en 1966.

La intención de Guyana de conceder permisos de explotación en esa área sin esperar a la resolución del conflicto y la falta de firmeza que la oposición Venezolana le atribuye a Maduro tensan periódicamente las relaciones entre ambos países.