Promesas incumplidas es lo que el Gobierno le ha regalado a Maracaibo

Durante la celebración del 484 aniversario de Maracaibo, Jorge Luis González, Joaquin Chaparro, David de la Cruz y Romer Rubio, candidatos a concejal por Primero Justicia, recuerdan algunas de las obras paralizadas por el Gobierno Nacional

La construcción de una planta de tratamiento de aguas servidas, un segundo puerto para aliviar las cargas que desembarcan en Maracaibo y el implemento de mayores medidas de seguridad y planes que eviten la contaminación del lago, son sólo tres de las promesas que el Gobierno Nacional le ha hecho al municipio durante los últimos años.

Hoy, cuando se celebra el 484 aniversario de la primera ciudad abierta a la modernidad que tuvo Venezuela, los candidatos a concejales de Primero Justicia en este municipio, rechazan el abandono de los proyectos del Gobierno que generarían un avance en materia de convivencia y producción de recursos para la zona.

Jorge Luis González, candidato a concejal de Maracaibo por el circuito cinco correspondiente a las parroquias Idelfonso Vázquez, Coquivacoa y Juana de Ávila; aseguró que son al menos cuatro décadas de sufrimiento de estas parroquias, en especial Coquivacoa, a raíz del problema en el servicio de aguas servidas.

“Promesas incumplidas es lo que el Gobierno le ha regalado a Maracaibo. Desde 2009 se anunció la firma de un convenio para lograr la construcción de la planta de tratamiento Rincón de Mangle que debe estar ubicada en el norte de la ciudad. En el año 2011 el Gobierno Nacional se comprometió a solventar el problema pero ni anuncios ni compromisos públicos se han materializado y son los marabinos los que sufren las consecuencias de un gabinete que ha demostrado que poco le importa la calidad de vida de los habitantes de Maracaibo”.

Destacó que este retraso en la construcción de la planta afecta a más de 100 mil personas del norte de la ciudad.

Joaquin Chaparro, candidato por el circuito por el circuito tres conformado por las parroquias Francisco Eugenio Bustamante, Antonio Borjas Romero y San Isidro, destacó que una manera de progresar y de abrirse a la era de la modernización, sería el proyecto del puerto de aguas profundas prometido por Hugo Chávez y que no se ha adelantado. Esta es otra de las obras anunciadas, abandonadas e incumplidas del Gobierno para con Maracaibo.

Informó que este proyecto fue iniciado con la intensión de aliviar el trabajo que se cumple en el puerto principal de la ciudad. El 23 de noviembre de 2005 arrancó con una inversión inicial de 109 millones de bolívares fuertes, pero hasta la fecha la colectividad sólo ha escuchado sobre reparaciones en el antiguo puerto de Maracaibo puesto que quien estuvo al frente de la obra algún tiempo, la contra almiranta Elsa Gutiérrez, consideró primordial culminar las mejoras de las instalaciones actuales, para abocarse luego en gran porcentaje a la agilización del proyecto nuevo.

“¿Dónde están esos recursos? ¿En qué han sido invertidos? Es necesario que el Gobierno Nacional honre de una vez por todas, la llamada democracia participativa y permita ejercer una verdadera contraloría social y ciudadana sobre los recursos destinados a obras públicas. ¿Es necesario que nuestra infraestructura pública llegue a un estado crítico para que el Gobierno Nacional tome cartas en el asunto? Esta situación se podría evitar devolviendo las competencias recentralizadas a los gobiernos locales, por ello, consideramos importante defender la descentralización y darle un freno a este proceso involutivo que tanto daño le ha hecho a la infraestructura de la región”.

Contaminación

David de la Cruz, candidato a concejal de Maracaibo por el circuito uno conformado por las parroquias Cristo de Aranza y Cecilio Acosta, señaló que ambas obras contribuirían a la disminución de los agentes contaminantes que se depositan diariamente al Lago de Maracaibo, pero a su juicio, al Gobierno Nacional no le interesa recatar esa importante cuenca.

“En el Lago se producen mensualmente alrededor de 15 derrames de petróleo en distintas escalas. A ese ritmo en los últimos 10 años se han producido cerca de mil 800 derrames, lo que complica la vida acuática y las actividades pesqueras, sin embargo, el agente más contaminante son las aguas residuales que desembocan sin tratamiento afectando además a las comunidades que viven en las costas. Estas obras serían un gran aporte a la solución de uno de los problemas ambientales más graves de Venezuela, pero el Gobierno Nacional no reacciona frente a esta situación”.

Romer Rubio, candidato a concejal de Maracaibo por el circuito seis conformado por las parroquias destacó que el lago es sin duda un patrimonio que hay que rescatar de la desidia y transformar en un baluarte para las nuevas generaciones.

“En Primero Justicia invitamos a la construcción de una ciudad que deje de darle la espalda a su lago y donde se conjuguen esfuerzos para generar una visión compartida para optimizar y utilizar las potencialidades de esta cuenca. Para ello necesitamos de la participación de todos los actores sociales, económicos y políticos que de una u otra manera guardan relación con lago para preservarlo de los efectos de la contaminación y los abusos en contra de su ecosistema”. Primero Justicia Zulia