EEUU se reúne en París con países árabes, buscando más apoyo para el ataque

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, prosiguió este domingo en París la ofensiva diplomática de Estados Unidos y Francia para sumar respaldo a un ataque contra Siria, acusada de haber perpetrado una matanza con armas químicas.

Kerry se reunió el domingo de mañana en París con los cancilleres de Egipto y Arabia Saudita y con representantes de la Liga Árabe, mientras en el terreno seguían los combates entre rebeldes y tropas leales al presidente Bashar Al Asad.

Los insurgentes tomaron el control de la histórica ciudad cristiana de Malula, al norte de Damasco, indicó este domingo una ONG.

“Durante la noche las fuerzas del régimen enviaron tropas pero los rebeldes mandaron refuerzos y lograron tomar el control de toda la ciudad”, dijo a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Antes de viajar a Londres, el secretario de Estado dará una conferencia de prensa en París hacia las 13H00 GMT.

El sábado, Kerry se entrevistó con el jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, quien tras el encuentro se felicitó por el “amplio y creciente apoyo” obtenido por Estados Unidos y Francia.

“Ahora, siete de los ocho países del G8 comparten nuestra opinión sobre una respuesta fuerte” contra el régimen de Damasco, así como “12 países del G20″, indicó Fabius el sábado.

El ministro francés también destacó el apoyo de la Unión Europea (UE) y del Consejo de Cooperación del Golfo, integrado por Bahréin, Kuwait, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Catar y Arabia Saudí.

Por su parte, Kerry, declaró que “varios países -un número de dos cifras- están dispuestos a participar en una acción militar”.

El jefe de la diplomacia americana saludó también la declaración de la Unión Europea, que pidió una “respuesta clara y fuerte” contra Siria, acusada de haber perpetrado un ataque químico el 21 de agosto que dejó cientos de muertos.

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, precisó que los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea acordaron el sábado que había “fuertes sospechas” de que el régimen sirio era responsable de la utilización de armas químicas.

Además, Estados Unidos obtuvo la satisfacción de que Alemania se adhiriera al llamamiento a una “respuesta internacional fuerte” a estos ataques firmado por once países en la cumbre del G20.

Al mismo tiempo, Suecia y Polonia advertían contra reacciones impulsivas en el conflicto sirio y estimaron que todo esfuerzo internacional requerirá un compromiso “de décadas”.

Fabius indicó este domingo que París y Washington no necesitan “materialmente, militarmente que todos los países se comprometan. La mayoría de ellos no tienen lo medios para hacerlo. Se trata de un apoyo político”, precisó.

Tres días de ataques

El secretario de Estado norteamericano volverá a Washington el lunes, tras reunirse el domingo por la noche en Londres con el presidente palestino, Mahmud Abas, y el lunes por la mañana con el canciller británico, William Hague.

La situación sería “preocupante si los diferentes parlamentos del mundo” también deciden que no hay que intervenir, aseguró Hague.

El gobierno de Londres tuvo que renunciar a participar en una intervención militar en Siria tras un veto del parlamento.

El Congreso estadounidense debe decidir en los próximos días si autoriza o no los ataques, como decidió el pasado fin de semana decidió el presidente, Barack Obama. Se desconoce cuál será el resultado de la votación, especialmente en la Cámara de Representantes.

Las televisiones estadounidenses emitieron durante todo el fin de semana imágenes de las víctimas de los ataques con armas químicas del 21 de agosto y Obama concederá el lunes una entrevista a las grandes cadenas del país.

Esta entrevista se emitirá el lunes por la noche y precederá al mensaje que Obama dirigirá a la nación el martes, antes de la votación del Congreso.

El presidente francés, François Hollande, dijo que espera el voto del Congreso estadounidense “el jueves o viernes” y el informe de los inspectores de la ONU “sin dudas al fin de la semana” para tomar una decisión.

En cambio, Kerry sostuvo que Estados Unidos si debe atacar no esperará a conocer el resultado del informe.

Para la mayoría de países de la UE, el informe de la ONU es una etapa esencial, ya que podría confirmar de forma independiente las acusaciones de uso de gases tóxicos.

Según el diario Los Ángeles Times, el Pentágono tiene planes de ataques contra Siria que irían más allá de los 50 blancos inicialmente designados y que durarán tres días, con el objetivo de alcanzar a las fuerzas dispersas leales al régimen.

El rotativo, que cita a fuentes militares, publicó que tras un primer ataque con misiles, las fuerzas norteamericanas lanzarían una segunda andanada contra objetivos que no hayan sido alcanzados o que hayan quedado en pie.

Este domingo, el papa Francisco, contrario a una intervención militar en Siria, denunció las “guerras comerciales para vender armas” y pidió a los responsables políticos “encontrar una solución justa al conflicto fratricida”.

AFP