Ramírez: Investigación determinó que falla en Amuay fue sabotaje deliberado

La investigación desarrollada durante un año por el Gobierno Nacional determinó que la explosión en la Refinería Amuay, perteneciente al Complejo Refinador Paraguaná, estado Falcón, fue producto de un sabotaje intencional.

“El comité de investigación concluyó que el origen de la falla fue sabotaje deliberado contra uno de los sistemas más críticos de ese bloque”, anunció durante su participación en el programa José Vicente Hoy, transmitido por Televen.

El ministro Rafael Ramírez explicó que en la bomba 2601 se produjo el problema que causó la explosión y este elemento fue clave para la la investigación, sin embargo se determinó que no era una falla, sino provocado. “El origen de la falla es el sabotaje en este elemento de la bomba”.

Detalló que la fuga se originó en un elemento mecánico que se conoce como la briera, que es la unión entre el cabezal y la caja de succión de la bomba 2601. “Este elemento mecánico es el más robusto del sistema, es decir, se actuó sobre el elemento menos sujeto a falla, lo cual es un evento que en los 52 años de la refinería jamás se había producido”, añadió.

El Ministerio de Energía y Petróleo posee los registros de la sala de control donde se monitorea el funcionamiento de todos los equipos de la Refinería y la última gráfica arrojó la caída del flujo normal de olefinas.

“Cayó abruptamente demostrando que no fue una fuga de gas durante mucho tiempo. No fue que había fugas pequeñas que se acumularon sino fue algo catastrófico que inmediatamente hizo que cayera el flujo y se escapara a la atmósfera”, dijo.

Agregó que no hubo manera de evitar que la nube de la fuga tan grande llegara al destacamento 44 de la Refinería Amuay y provocara la explosión.

Además, el ministro Rafael Ramírez explicó que no existe manera de acceder a estos equipos sin un permiso de operación específico y sin la supervisión de los operadores. “No hay manera, por protocolos nuestros de operación, de que ese equipo hubiera sido intervenido de manera rutinaria por nadie”.

“A nosotros no nos queda duda de que nuestra mayor refinería del mundo fue saboteada, fue algo muy bien trabajado y estudiado (…) es gente con mucho conocimiento de la refinería porque nos dieron en el tema vital del transporte de la olefina y quien hizo esto sabía o podría prever las consecuencias que una fuga masiva de olefina podía tener sobre nuestra instalación”, sentenció.

El titular del despacho de Minería y Petróleo apuntó que posee todos los estudios que soportan esta investigación y los elementos que los llevaron a determinar que se trata de un sabotaje. Añadió que ahora el Ministerio Público determinará los responsables de esta acción contra la industria petrolera.

“Sabemos cuáles son los intereses que están detrás de esto, escuchamos las mentiras permanentes de la extrema derecha. En nuestro caso ya sabemos qué son capaces de hacer contra nuestra industria”, concluyó.

AVN