Arreaza dice que la Cidh jamás ha sido garante de lo justo

(Foto AVN)

El vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, tildó hoy de “sabia, justa y soberana” la retirada del país de la Convención Americana de Derechos Humanos (CADH), lo que se cumple este martes con el aval del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, reseña EFE.

Venezuela denunció el 10 de septiembre del año pasado la CADH, que da base jurídica a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), mecanismos a los que el entonces presidente, Hugo Chávez (1999-2013), acusó de estar manipulados por Estados Unidos.

“La decisión del comandante Chávez, cumplida por @NicolasMaduro, al separarnos del sistema interamericano de justicia, es sabia, justa y soberana”, escribió Arreaza en la red social Twiter.

Tanto la CIDH, con sede en Washington, como la CorteIDH, con sede en San José de Costa Rica, “jamás han sido garantes de lo justo, sino protectores de intereses de los poderosos”", añadió el vicepresidente y yerno del gobernante fallecido en marzo pasado, quien un mes después fue reemplazado en el cargo por Maduro.

 

 

La ministra venezolana de Comunicación e Información, Delcy Rodríguez, también se valió de la red social para arremeter con mayor fuerza contra la CIDH.

“La CIDH tiene una deuda histórica con el pueblo de Venezuela ¡Jamás se pronunció sobre asesinatos y violaciones de DDHH en la IV República!”, escribió en alusión a los gobiernos democristianos y socialdemócratas que se alternaron en el poder los cuarenta años previos a la primera elección de Chávez, en diciembre de 1998.

La ministra remarcó en un mensaje adicional asimismo en Twitter: “Sepan, señores de la CIDH, que nuestra Constitución NO contempla la jurisdicción universal aniquiladora de la soberanía nacional”.

Dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la alianza partidista de la oposición al Gobierno venezolano, presentó este lunes ante la CIDH, en su sede en Washington, una denuncia que esperan signifique la anulación de las elecciones presidenciales ganadas por Maduro el pasado 14 de abril, por “fraudulentas”.

El presidente venezolano tildó el mismo lunes de “estúpidos perversos” a esos opositores, en una rueda de prensa que convocó para referirse a ese y otros asuntos.

“¿Aspiran a que la CIDH saque una decisión, no se cuándo, que diga que yo no soy presidente de la República? ¡Por favor!”, exclamó tras sostener que con ello “uno podría pensar que son unos estúpidos, pero no lo hacen por estúpidos sino por perversos, o pudieran ser estúpidos perversos”.

Maduro añadió que, en su opinión, tanto la CorteIDH como la CIDH “degeneraron y se creen un poder supranacional, por encima de gobiernos legítimos (…) un instrumento de persecución de los gobiernos progresistas”. EFE