EEUU comenzó a entregar armas a los rebeldes sirios, según The Washington Post

(AFP)

La CIA ya ha comenzado a entregar armas a los rebeldes sirios, poniendo fin a meses de retraso en el envío de la ayuda militar prometida en junio por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, según dice hoy el diario The Washington Post.
Los envíos, que incluyen armas ligeras y municiones, comenzaron en las últimas dos semanas, de acuerdo con el Post, que cita a funcionarios estadounidenses y a fuentes sirias.

Simultáneamente, el Departamento de Estado está proporcionando a los rebeldes sirios nuevos tipos de asistencia no letal, entre ellos vehículos y equipos de comunicaciones y de asistencia médica.

Aunque Obama prometió en junio pasado dar ayuda letal a la oposición siria, los envíos se han ido retrasando por las dificultades logísticas de trabajar en una “zona de guerra” y por el temor de Washington a que las armas y municiones caigan en manos de extremistas, argumenta el Post.

Los envíos proporcionados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) fluyen a través de una red de bases clandestinas en Turquía y Jordania, precisa.

Según opositores sirios citados por el diario, EE.UU. sigue siendo renuente a proporcionarles armas antitanque y antiaéreas.

Los esfuerzos diplomáticos para intentar resolver la crisis en Siria, un conflicto que ya dura dos años y medio, se han reactivado a raíz de la propuesta rusa de que el arsenal químico de Damasco quede bajo control de la comunidad internacional.

Precisamente hoy, el presidente de Siria, Bachar al Asad, respondió afirmativamente a esa iniciativa en una entrevista exclusiva con el canal de televisión ruso “Rossía 24″.

Según el canal, Asad aseguró que Siria pondrá las armas químicas bajo control internacional “por Rusia” y no debido “a las amenazas de Estados Unidos”.

Obama ha dado una oportunidad a los esfuerzos políticos y diplomáticos días después de haber anunciado su intención de lanzar un ataque militar “limitado” contra Siria en represalia por el ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto atribuido por EE.UU. y otros países al régimen de Damasco.

Mientras, el presidente ruso, Vladímir Putin, alertó en un artículo de opinión publicado en The New York Times de que un ataque estadounidense contra Siria “desataría una nueva ola de terrorismo” y señaló que el uso de armas químicas es responsabilidad de la oposición al Gobierno de Al Asad. EFE