El Príncipe Guillermo renuncia a las Fuerzas Armadas

El príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono británico, dejará la fuerza aérea para centrarse en sus compromisos reales y trabajar en actividades benéficas, anunció hoy el palacio de Kensington.

El duque de Cambridge, de 31 años, que fue padre de su primer hijo el pasado 22 de julio, completó este martes su etapa final como piloto de helicópteros de búsqueda y rescate con la Real Fuerza Aérea Británica (RAF) en la base de Anglesey (Gales), donde reside actualmente con su esposa, Catalina.

El mismo portavoz real reveló que el hijo mayor del príncipe Carlos y Diana de Gales, atenderá en adelante compromisos reales y se ocupará de cuestiones relacionadas con asuntos de beneficencia junto con Catalina.

Además, está previsto que el joven matrimonio se mudará en las próximas semanas de su actual residencia galesa en Anglesey al palacio de Kensington, en Londres, según la misma fuente oficial.

El corresponsal de asuntos de realeza de la cadena pública británica BBC, Peter Hunt, indicó hoy en su cuenta personal de Twitter, citando fuentes reales, que los próximos doce meses constituirán para el duque un periodo de “transición” y que Guillermo “no se ocupará de cuestiones reales a tiempo completo por el momento”.

El príncipe continuará respaldando el trabajo de su abuela, la reina Isabel II de Inglaterra, así como de la familia real mediante un programa de compromisos oficiales tanto en este país como en el extranjero, junto con la duquesa de Cambridge, de acuerdo con las fuentes de palacio.

“Ampliará su trabajo en el campo de la conservación, particularmente en lo que respecta a las especies protegidas”, reveló el portavoz oficial, que explicó también que el príncipe “seguirá trabajando con sus organizaciones benéficas en asuntos relacionados con niños y jóvenes, veteranos y miembros de las fuerzas armadas”.

Guillermo estudia además actualmente varias opciones para colaborar con los servicios públicos, según esta información, y se espera que el palacio de Kensington emita un nuevo comunicado al respecto más adelante. EFE