Maneras de perder peso y no ganarlo luego

Los días de asueto solemos olvidar nuestras obligaciones cotidianas y eso implica muchas veces relajarnos con el tema de la nutrición y el ejercicio, para luego lamentar los kilos de más al regresar a nuestro trabajo.

Evita el arrepentimiento pos-vacacional siguiendo estos simples pasos.

1. Haz un viaje de mochilero

Cargar un bolso con el 20% de tu peso ayudará a que quemes un 30% más de grasa, según un informe del American College of Sports Medicine. Y además caminarás mucho, todos los días,

2. Respeta las horas de sueño

Investigadores de la Universidad de Wake Forest en los Estados Unidos han determinado que, para reducir al mínimo el aumento de grasa abdominal, debes dormir un mínimo de seis horas y media. Al no respetar eso, disminuyes la capacidad de quemar carbohidratos cuando te ejercites.

Recuerda que si entrenas en las noches, debes culminar tu rutina tres horas antes de acostarte pues el ejercicio estimula la producción de adrenalina y dificulta el sueño.

3. Desacelera y acelera el ritmo de tu entrenamiento

Un estudio de la Universidad de New South Wales en Australia comprobó que ocho segundos de entrenamiento de alta intensidad seguidos de 12 segundos de baja intensidad eran la proporción perfecta para perder peso. Los programas de entrenamiento al estilo militar (como el famosoInsanity) son perfectos para lograr eso.

Continúa leyendo el artículo en Un Tipo Serio