Correa llama a boicot contra Chevron por contaminación en Amazonía ecuatoriana

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, llamó el martes a un boicot mundial contra Chevron, al lanzar una campaña para denunciar el daño ambiental en la Amazonía atribuido a la petrolera estadounidense.

Archivo

“Las herramientas que vamos a utilizar para combatir a Chevron son la verdad y el llamado a la solidaridad de los ciudadanos del mundo para no comprar los productos de Chevron”, sostuvo el mandatario al lanzar la campaña “La mano sucia de Chevron”.

Correa acudió a la localidad de Agua Rica, en la provincia amazónica de Sucumbíos (norte), donde la petrolera Texaco, -adquirida por Chevron en 2001- operó entre 1964 y 1990, y hundió su mano en una de las piscinas de desechos del área en las cuales aún hay presencia de petróleo.

“Por ahorrarse unos cuantos dólares, Chevron usó las peores técnicas de extracción. Hay cerca de mil piscinas como esta en nuestra Amazonía, y jamás fueron remediadas, simplemente ocultadas con una capa de tierra para engañar al Estado ecuatoriano”, indicó el presidente.

La empresa sostuvo en un comunicado que Correa “ha decidido interferir una vez más en el caso Chevron” y lo acusó de “ofrecer un relato distorsionado e incorrecto de la historia de estos campos petroleros y de quién es responsable por el impacto ambiental presente”.

Chevron argumenta que la contaminación, y posterior limpieza de las piscinas de crudo en Agua Rica es responsabilidad de la petrolera estatal Petroecuador.

Tras su salida del país, en 1990, comunidades indígenas de Ecuador demandaron a Texaco por contaminación ambiental.

En 2012, Chevron fue condenada a pagar 19.000 millones de dólares, pero el fallo, considerado fraudulento por la empresa, aún debe ser ratificado por el máximo tribunal ecuatoriano.

Chevron denuncia un supuesto fraude en el juicio e intenta que una corte internacional de arbitraje obligue a Ecuador a hacerse cargo de la situación, alegando que la estatal Petroecuador fue la responsable de la contaminación al efectuar un mal trabajo de reparación.

Al mismo tiempo ha señalado una intromisión indebida de Correa en el proceso.

Ecuador espera que figuras de la música, el cine, reconocidos activistas ambientales y hasta premios Nobel de Paz visiten la Amazonía, y hundan las manos en las piscinas de desechos petroleros.

AFP