Eddie Ramírez: Tenacidad en la adversidad

La tenacidad en la adversidad es una característica que no está generalizada en nuestro medio. Al primer contratiempo tenemos la tendencia a “tirar la toalla” o echarle la culpa a otros. Así, muchos de buena fe dicen “ya no marcho más porque eso no conduce a nada”, “no vuelvo a votar porque nos roban las elecciones”, “el régimen se mantiene por culpa de la MUD”. También hay quienes son indolentes ante las injusticias, no importándoles si hay presos políticos, exiliados o discriminaciones de cualquier índole.

En Venezuela hemos tenido dictaduras feroces como las de Juan Vicente Gómez y la de Pérez Jiménez, así como democracias imperfectas en donde también se han violado los derechos humanos y, últimamente, un régimen totalitario adaptado al siglo XXI que no solo encarcela y exilia, sino que controla todos los poderes del Estado y pretende eliminar a gran parte del sector privado. Afortunadamente, en todos estos lamentables episodios algunos hombres y mujeres han enfrentado valientemente los atropellos. Ruíz Pineda, Pinto Salinas, Droz Blanco y otros cientos cuando Pérez Jiménez.

La mujer venezolana siempre ha estado presente en estas luchas. En la penúltima dictadura aguerridas activistas como Clarisa Sanoja e Isabel Carmona. En tiempos del neototalitarismo rojo Maritza Ron y Evangelina Carrizo dieron su vida por protestar las trampas electorales. Estrella Castellanos, Malvina Pesate, Elinor Montes y Afiuni sufrieron agresiones físicas. Otras distinguidas damas pagan con el exilio su enfrentamiento al régimen.

Juan Carlos Sánchez y López Castillo fueron asesinados, al igual que 19 ciudadanos el 11 de abril 2002. La cárcel fue el precio que pagaron numerosos venezolanos por disentir del régimen y suman cientos los exiliados, entre ellos mis compañeros Horacio Medina, Juan Fernández, Lino Carrillo, Edgar Paredes, Juan Santana y Edgar Quijano. Esto demuestra que esta es una sociedad indoblegable ante los autoritarismos. Ciertamente a veces la vida parece transcurrir normalmente, como se aprecia en el excelente documental “Tiempos de dictadura” de Carlos Oteyza, pero a la par de muchos indolentes hay otros que no se rinden.

Estos reflexiones vienen a mi mente con motivo de cumplirse ayer cien años del nacimiento del coronel Edito Ramírez, quien salió al exilio dorado en 1946 por manifestar su desacuerdo con el sectarismo gubernamental, estuvo exiliado y fue objeto de dos intentos de asesinato en el exterior durante la dictadura de Pérez Jiménez y pasó cinco años presos en el gobierno de Betancourt. Siempre tenaz en la adversidad e inconforme ante la injusticia. Como humano mi padre cometió errores, pero en su vida pública actuó con total desprendimiento sacrificando su bienestar personal, siempre se opuso a las arbitrariedades de los gobiernos y pasó sus últimos años batallando en contra de las dificultades de la agricultura venezolana. Nos sentimos orgullosos de su legado.

Como en botica: La “investigación” de la tragedia de Amuay por Pdvsa tiene carácter incestuosa y no desmiente el informe técnico presentado por calificados expertos de COENER. Los saboteadores son quienes no mantienen las instalaciones.

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]