Poderoso tifón pierde fuerza en Japón

Las cuadrillas de trabajadores limpiaban el martes casas destruidas y evaluaban los daños causados por un poderoso tifón que azotó Japón con lluvias torrenciales, dejando al menos dos personas muertas.

(foto AP)

El tifón Man-yi se debilitó a tormenta tropical el lunes por la noche, aunque persistían los fuertes vientos.

Decenas de personas resultaron heridas y miles de casas dañadas. En el popular destino turístico de Kioto, donde unas 260.000 personas recibieron la orden de irse a refugios, el río Katsura seguía desbordado el martes al mediodía.

Man-yi se alejó de las costas de la isla Hokkaido el lunes por la noche, seguido por lluvias torrenciales.

Al menos dos personas fueron reportadas muertas y hay cinco desaparecidos, indicó la policía.

La Agencia Meteorológica indicó que la tormenta dejó caer una cantidad “sin precedentes” de lluvia en Kioto y dos prefecturas vecinas, con hasta 8 centímetros (3 pulgadas) por hora.

El lunes había al menos 100 personas heridas en todo el país, según un conteo de la televisora pública NHK. En la prefectura de Fukushima, un hombre desapareció después que fue a revisar una trampa para peces.

Como medida preventiva, trabajadores de la planta nuclear dañada de Fukushima, a unos 250 kilómetros (155 millas) al noreste de Tokio, estaban sacando agua de lluvia que se acumuló alrededor de tanques de almacenamiento con agua radiactiva para minimizar el riesgo de inundaciones o que potenciales fugas de líquido contaminado se mezclaran con el agua de lluvia y se filtraran al suelo o llegaran al mar.

Tokyo Electric Power Co., la empresa que opera la planta, informó el martes que había sacado 1.130 toneladas de agua de lluvia de un dique de 30 centímetros (un pie) de altura alrededor de los tanques. Se cree que el agua no está contaminada con radiación. Cualquier agua de lluvia con radioactividad mayor al límite permitido fue bombeada a tanques adicionales, indicó TEPCO. AP