Félix Velásquez: El bate quebrado del Psuv se casa con una miss, para divorciarse del pueblo

La militancia del Psuv en el Municipio Sucre no sale de su asombro cada vez que el bate quebrado de su candidato y sus asesores cometen tantos errores. Cuando llevaron a un grupo de salsa para el barrio la Bombilla de petare dentro de tantos problemas que hay en los sectores populares ofenden el dolor de los habitantes del sector.

¿Cuantas escuelas se pudieron reparar con todo el dinero que se gastó en ese estéril concierto? ¿Cuantas dotaciones deportivas se pudieron hacer con el dinero gastado en artistas para llevar pan y circo a los barrios? Todas estas preguntas se las formulan los vecinos que piensan que con conciertos no se arreglan los problemas del Municipio Sucre.

En el mismo sentido de los errores, los Maduristas dicen a toda voz, este candidato se casa con una Miss pero se divorcia del pueblo, palabras más palabras menos, pero es el sentimiento que acompaña a los revolucionarios que están decepcionados de malos dirigentes en el Municipio Sucre.

Contraer matrimonio en plena campaña electoral muestra el desgano, desinterés y falta de compromiso por un pueblo y Municipio que necesita todo el apoyo del mundo. Ya con estos errores el candidato rojo está muerto políticamente, ellos trataran de seguir metiéndole dinero a sus candidatos pero ya será tarde, petare y sus demás parroquias necesitan, progreso urbanismo, desarrollo, seguridad ciudadana, deporte, cultura y muchas cosas más que solo se las puede garantizar alguien que sea nacido y criado en el Municipio Sucre.

La polarización solo ha generado en unos olvidos y otros abandonos, el Municipio Sucre no se puede manejar por caprichos de gobernantes que creen que con paracaidistas y recomendados podremos salir del marasmo en que se encuentran los barrios y urbanizaciones. Para salir de la crisis es necesario tener hombres y mujeres comprometidos con las políticas sociales que den cuenta de las necesidades y se alejen de las confrontaciones políticas.

El aprendizaje que dejan todos estos errores son: el de buscar verdaderos líderes para dirigir los destinos de su Municipio, tener sensibilidad social, buscar el encuentro en las diferencias políticas, pensar en conseguir progreso para vencer la pobreza, presentar proyectos alternativos y buscar alianzas estratégicas para mejorar la gestión pública.

La alternativa para el Municipio Sucre se llama Progreso Social, un partido joven pero lleno de sueños, con dirigentes de verdad, no solo de Facebook o Twitter. Vamos por la calle del medio sin pelear con nadie, solo con la idea de subirle el nivel a la política y dejar bien claro que el chantaje de los polos no es una opción para transformar la realidad de un maltratado sector del área metropolitana de caracas que necesita quien lo quiera y para eso aparecemos con las siglas del P.S. para reivindicarlo.
@felixvelasquez