Niño venezolano descubre un asteroide

Parece un cuento, pero es una realidad científica. El barquisimetano David Eduardo Oviedo descubrió el asteroide 2012 XT 154 cuando solo tenía 13 años. Su hallazgo espacial fue ratificado por astrofísicos de Texas, Estrasburgo y Sidney y certificado por la Asociación Larense de Astronomía.

La astronomía ha hilvanado la vida de David desde aquella tarde en que su mamá quiso comprarle un libro. En la librería, la vendedora hizo lo lógico: a su cliente de poco más de un metro de estatura y que todavía tenía dientes de leche, le ofreció varios libros de cuentos. Pero David quiso comprar un libro sobre el espacio… escrito para adultos.

Tenía seis años y, literalmente, un mundo por descubrir. Y así como Linus, el personaje de Charlie Brown que no iba a ninguna parte sin su manta, David no se separaba de su libro. Aprendió del Sistema Solar, de la Vía Láctea, de agujeros negros, de estrellas y asteroides. Se convirtió en el Astroboy de su familia y, como suele ocurrir con los grandes apasionados, empezó a recibir, siempre, libros y regalos relacionados con el espacio.

Y él siguió aprendiendo hasta que, a los nueve años, apoyado en una maqueta del Sistema Solar, dio el gran salto al espacio.

Noticia completa en: El Siglo