Refugiados vascos piden a Maduro que no se involucre en la represión

Foto EFE

El autodenominado “Colectivo de Refugiados Vascos en Venezuela” reclama al Gobierno de Nicolás Maduro que “no se involucre” en lo que denomina “estrategia macabra de dolor, represión y sufrimiento que quiere mantener el Gobierno español contra el pueblo vasco”.

Según informó hoy el diario digital “Naiz”, de la izquierda nacionalista vasca, ese grupo emitió un comunicado en el que critica la detención ayer del presunto miembro de ETA Asier Guridi Zaloña, alias “Gari”, sobre el que pesa una orden de ingreso en prisión en España.

En el comunicado, los refugiados vascos señalaron que, a pesar de que en los medios de comunicación se presentó el arresto como una “gran operación policial”, Guridi residía en Venezuela desde hace más de una década y fue detenido cuando llevaba a su hijo venezolano al colegio y a su esposa al trabajo.

Por ello, aseguraron que “lejos de cualquier parecido con una gran operación policial”, la detención de Guridi “no es más que el reflejo de la miseria política y humana del Estado español, que sólo busca alargar el sufrimiento y dolor”.

Sobre Guridi pesan varias reclamaciones judiciales que tenía en vigor en España y en Francia, entre ellas una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión dictada en septiembre de 2001 por la Sala Penal Sección Tercera de la Audiencia Nacional.

El miembro de ETA tenía, además, dos órdenes de búsqueda, detención y personación dictadas en 2004 y en 2013 por la Audiencia Nacional española por un delito de terrorismo.

Guridi comenzó su actividad en el comando etarra “Txantxi”, donde entre los años 1987 y 1992 participó en acciones perpetradas en su mayoría en la provincia de Guipuzcoa (norte), tales como incendios de vehículos y sucursales bancarias.

Fue arrestado en diciembre de 1992 y permaneció en prisión hasta 1997 pero su nombre volvió a salir a la luz cuando en enero de 2003, tras la detención en el sur de Francia de dos etarras, fueron incautadas varias fotografías del detenido para la confección de documentaciones falsas.

Cuatro años más tarde, un tribunal de París le condenó a dos años de prisión por su integración en el aparato logístico de ETA y en noviembre de 2009 otro tribunal francés, esta vez de apelación, dictó una orden europea de detención por asociación de malhechores para la preparación de un acto terrorista, que se unía a las reclamaciones de los tribunales españoles.

Desde mediados de los años 80 miembros de ETA se establecieron en Venezuela y llegó a haber hasta unos cuarenta hace una década.

Desde los años 60 del pasado siglo la banda terrorista, que pide la independencia del País Vasco respecto a España, ha matado a unas 850 personas. EFE