Maduro confirma crédito chino por 5 mil millones de dólares

Foto AFP

China prometió más de 20.000 millones de inversiones en el sector petrolero y social venezolano este domingo durante la visita a Pekín del presidente de Venezuela, Nicolas Maduro, para ratificar la relación estratégica con el gigante asiático.

El presidente venezolano se reunió este domingo con el presidente chino, Xi Jinping, durante su primera visita oficial al país asiático desde que asumió la presidencia, en abril, tras la muerte del líder bolivariano Hugo Chávez.

Con esta visita, Maduro ha querido “ratificar y ampliar la alianza estratégica y el desarrollo compartido de recursos mutuos que supo construir nuestro querido comandante y padre eterno Hugo Chávez”, dijo en una reunión privada con Xi.

Para Xi, la visita de Maduro supone un “impulso para que las relaciones puedan ascender a un nuevo nivel”.

Ambos países, con un intercambio comercial de más de 20.000 millones de dólares en 2012, mantienen una alianza estratégica en áreas como la energía, industria, tecnología y vivienda.

Precisamente, durante esta visita, la compañía estatal venezolana PDVSA y la china CNPC acordaron el desarrollo de un nuevo proyecto en el bloque Junín 10 de la Faja del Orinoco para producir 220.000 barriles diarios con una inversion de 14.000 millones de dólares, dijo el ministro de Petróleo y Minería Rafael Ramírez, en su cuenta Twitter.

Asimismo, la prensa china menciona otro acuerdo con la SINOPEC en el campo Junín 1, aunque por el momento se desconocen los detalles.

En el sector social, el Banco de Desarrollo de China se ha comprometido a otorgar una nueva línea de crédito de 5.000 millones de dólares a Venezuela “para el desarrollo” del país sudamericano, anunció Maduro en su cuenta Twitter.

“Con este crédito financiaremos viviendas, agricultura, transporte, industria, vialidad, electricidad, minería, salud, ciencia y tecnología”, explicó el mandatario venezolano.

Esta nueva línea de crédito alimentará el Fondo Mixto China-Venezuela, creado en 2007 y que ha financiado proyectos de desarrollo de infraestructura, agricultura y temas aeroespaciales como han sido los dos satélites venezolanos que se encuentran actualmente en órbita, el Simón Bolivar y el Francisco Miranda, producidos y lanzados por China.

En total, durante esta visita los dos países firmaron 27 acuerdos que buscan fortalecer el intercambio económico, comercial y cultural entre ambos países.

Esta es la octava visita oficial que realiza un presidente venezolano a China. Seis de ellas las efectuó Hugo Chávez durante sus 14 años de gobierno.

“Venezuela está en una etapa especial de la transición hacia un nuevo modelo económico del socialismo del siglo XXI, que tiene que ser productivo y diversificado”, afirmó Maduro en reunión con Xi, enfatizando que la relación con China proporciona elementos importantes para el desarrollo económico de Venezuela.

Relación estratégica

La relación con Venezuela está considerada por China como estratégica. El país asiático es hoy el principal acreedor internacional de China, con préstamos que superan los 36.000 millones de dólares hasta 2012.

A cambio, Venezuela se ha comprometido a enviar 640.000 barriles de petróleo diarios a China, de los cuales 264.000 se destinan a pagar la deuda.

El Banco de Desarrollo chino también financiará, con 700 millones de dólares, la explotación conjunta con la empresa CITIC, del yacimiento de oro Las Cristinas, unas de las reservas más grandes del mundo, y la creación de un mapa minero de Venezuela.

El presidente Maduro y el vice primer ministro chino, Zhang Gaoli, inauguraron la XII Comisión Mixta China-Venezuela, en la que se adelantaron acuerdos culturales, científicos, educativos y de desarrollo agrícola y de infraestructura.

El Eximbank acordó el financiamiento de la construcción del terminal marítimo de Petroquímica de Venezuela en Morón para exportar urea y amoniaco por 391 millones de dólares.

Maduro llegó el sábado a Pekín en medio de una polémica entre Washington y Caracas.

El ministro venezolano de Exteriores, Elías Jaua, acusó el jueves a Estados Unidos de haber denegado a Maduro el sobrevuelo de su territorio en su viaje a Pekín, decisión calificada de “insulto” y “falta grave” por Caracas.

Estados Unidos replicó que sí autorizó el uso de su espacio aéreo y desmintió que hubiera negado la visa a parte de la delegación venezolana para que acuda la semana próxima a la Asamblea General de la ONU en Nueva York, tal como acusó Maduro, reseñó AFP.

Más temprano

En reuniones bilaterales del presidente Nicolás Maduro con representantes de empresas chinas se lograron importantes acuerdos para el desarrollo energético, industrial, de la construcción y la producción agropecuaria en Venezuela, reseña AVN.

Este domingo, el presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció en su cuenta en la red social Twitter, @NicolasMaduro, que gracias al convenio entre Venezuela y la empresa china Sinopec, se logrará la producción de 200.000 barriles diarios de crudo en el bloque Junín 1 de la Faja Petrolífera del Orinoco.

“En el ámbito energético, acordamos con Sinopec una inversión de 14.000 millones de dólares en el bloque Junín 1 de la Faja Petrolífera del Orinoco, para la producción de 200.000 barriles diarios”, anunció el Mandatario, al salir de la reunión, en la que estuvo acompañado por el Canciller de la República, Elías Jaua.

Un convenio para la construcción del terminal marítimo de Pequiven (empresa petroquímica de Venezuela), firmó el país con la empresa china The Export-Import Bank (Eximbank).

Al respecto, escribió: “Hemos firmado financiamiento de 391 millones de dólares con el Eximbank para la construcción del terminal marítimo de Pequiven en Morón, en el estado Carabobo, para exportar Urea y amoníaco”, tuiteó el Presidente la madrugada del domingo.

Estos acuerdos se gestaron desde el pasado 18 de septiembre, cuando ya el país visualizaba los posibles convenios que se sostendrían en la visita del Mandatario, y que estarían enfocados en potenciar la producción de crudo en el país, así como la explotación de oro en suelo nacional.

Con la construcción de este terminal marítimo, informó el presidente, se potenciaría además la exportación de compuestos químicos tales como el amoníaco y la úrea.

Otros 5.000 millones de dólares serán invertidos en el país, a través de un crédito del Banco de Desarrollo Chino (BDC) para el financiamiento de proyectos estratégicos en materia de salud, ciencia vialidad, transporte, tecnología, industria, electricidad y minería, que mejorarán la calidad de vida de los venezolanos.

“Con el financiamiento de este Banco desarrollaremos igualmente la mina Las Cristinas. Todo en beneficio de nuestro amado Pueblo”, escribió el primer Mandatario, sobre la explotación conjunta del yacimiento aurífero.

Maduro resaltó que las relaciones estratégicas entre ambos países continuarán sosteniéndose, gracias al compromiso que asumieron representantes del BDC de hacer perdurable la cooperación financiera existente entre ambos países, hecho que se demostrará con la instalación de oficinas del referido banco y del Banco de de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), en las capitales de ambos pueblos.

Viviendas para el pueblo

La construcción de viviendas para los venezolanos también formó parte de la agenda presidencial de Maduro. “La reunión con la empresa Citic Group ha sido muy importante: revisamos la construcción de viviendas en Fuerte Tuna. Viviendas en Aragua”, detalló el Presidente.

Además de esas viviendas, otras 4.500 más se edificarán en los estados Nueva Esparta y Anzoátegui, con el apoyo de la empresa fabricante CUC.

Acuerdos energéticos

Durante su visita al país asiático, Maduro logró nuevos acuerdos con representantes de diferentes empresas, donde priorizaron asuntos en materia energética y vial, entre otros temas importantes para el desarrollo del país.

“En encuentro con la empresa Sinohydro revisamos el avance de los proyectos de generación termoeléctrica en Carabobo. Acordamos la rehabilitación del sistema de riego Las Majaguas en Portuguesa, y decidimos ejecutar el Proyecto conexión vial Oriente-Occidente de la autopista Kempis- Santa Lucía en Miranda”, anunció.

También conversó sobre el suministro de repuestos y partes necesarios para la continuación de la ampliación de la refinería El Palito, en el estado Carabobo, y el mantenimiento de la Termoeléctrica La Cabrera, ubicada en el estado Aragua, proyecto que surgió del convenio entre ambos países y que incorpora 360 MVA al estado Aragua, para aumentar la capacidad de generación de energía en esa entidad.

Hacia la soberanía alimentaria

La consolidación de la soberanía alimentaria y el abastecimiento en el país fue otro de los temas que Maduro debatió durante su visita. “Con la empresa Beidahuang, la primera en el ramo agrícola en China, acordamos la siembra de 60.000 hectáreas de maíz, arroz y soya en los estados Guárico, Delta Amacuro, Barinas, Apure y Portuguesa. Por la soberanía alimentaria y agrícola”, enfatizó el Mandatario.

Estos acuerdos serán fortalecidos con el apoyo de la empresa Camc Engineering CO (CAMC), que además participará en proyectos de infraestructura eléctrica.

Modernización del transporte público

Con el objetivo de modernizar el transporte público en Venezuela, el Presidente acordó la importación de 2.000 autobuses provenientes del primer fabricante asiático de vehículos, Yutong.

Asimismo, anunció la instalación de una empresa mixta que exportará estos vehículos a los pueblos hermanos de Latinoamérica.

“Instalaremos una empresa mixta de producción de autobuses en Venezuela y también para la Región, para diseñar nuestra capacidad exportadora”, informó.

Relación Venezuela – China

De la cooperación entre Venezuela y China, destaca la obtención de financiamiento por 36.000 millones de dólares, de los cuales Venezuela ya canceló 20.000 millones de dólares, que fueron invertidos en grandes proyectos para el desarrollo integral del país en las áreas infraestructura, industrias básicas, transporte, comunicaciones, energía eléctrica, agricultura y ambiente.

En octubre 1999 el entonces presidente de la República, Hugo Chávez realizó su primera visita a la nación asiática, respondiendo a una invitación de su homólogo chino, Jian Zemin.

El presidente Chávez realizó seis visitas oficiales a la República Popular China para profundizar las alianzas con esta nación que ha permitido un fuerte impulso al desarrollo del país, desde la creación de la comisión mixta de Alto Nivel en 2001.