Niña de ocho años mató a su hermanita de cuatro en Maracay

Foto El Aragueño

Conmoción se generó en la calle Palmira de la comunidad de Campo Alegre, cuando a eso de las 8:00 de la mañana de este sábado, la detonación de un arma de fuego, seguida por el llanto de una niña, acabó con el silencio propio de las mañanas de un pequeño vecindario improvisado en el patio de la casa marcada con el número 25, donde varias familias viven alquiladas, publica El Aragüeño.

La tragedia llegó a la residencia de la familia Velásquez Tortolero, cuando una niña de 8 años, en medio de la curiosidad propia de su edad, encontró un arma de fuego, propiedad del tío, y jugando con ella sin saber de su peligrosidad, le propinó un disparo a la hermanita de apenas 4 añitos.

Irene Díaz, hermana mayor de Girbelis Pacheco Velásquez, quien falleció luego de recibir el balazo en su pequeño pecho, relató que su tío materno, Pedro Antonio Velásquez Sánchez (30), quien al parecer también vive en la misma residencia y se desempeña como Sargento Primero adscrito a la Casa Militar, al llegar, se quitó su uniforme y en él escondió su pistola Tanfoglio 9mm serial AB78742, que a su vez ocultó dentro de la lavadora y luego se acostó a dormir.

Presumen que su sobrina de 8 años alcanzó a ver el procedimiento, lo que pudo haber despertado su curiosidad, y esperando que se durmieran hizo lo posible para sacar lo que su tío había escondido en aquella lavadora.

Logrando el objetivo, conminó a su hermanita Girbelis a jugar con ella, sin siquiera presentir lo que podía ocurrir si activaba el armamento que ya tenía en sus manos. El desenlace fue fatal. A causa de la manipulación indebida del arma de fuego, ésta se accionó e impactó uno de sus proyectiles a nivel pectoral de la niña, con entrada y salida, lo que le ocasionó el deceso mientras era trasladada al Hospital de Los Samanes.

Su cuerpo fue trasladado a la Medicatura Forense de Caña de Azúcar para la necropsia de rigor, mientras los sabuesos permanecían en la residencia, donde ocurrieron los hechos, recabando las evidencias del caso para iniciar el proceso de investigación.