Venezuela liquida sus reservas de oro para pagar deuda financiera externa

Feb 8, 2016 1:08 pm
Publicado en: Destacados, Economía

OroDolares

 

El jueves pasado cuando relatamos la historia de cómo Venezuela está ahora literalmente volando en papel moneda (utilizando tres docenas de carga Boeing 747), escribimos que “la hiperinflación de Venezuela, estimada provisionalmente en 720%, es probable que se le añada unos ceros más para este mismo mes del año que viene“, y también es muy probable que Venezuela, el país tal como lo conocemos ahora, ya no existirá. Porque una vez que cualquier nación es arastrada por los rápidos hiperinflacionarios dos cosas ocurren como un reloj: levantamientos sociales y golpes de estado.

Por Tyler Durden en Zero Hedge | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Pero antes de que llegue allí, el presidente Maduro de Venezuela estará ocupado liquidando los aproximadamente $ 12 mil millones en reservas de oro del país, que su difunto predecesor luchó en 2011 para repatriar de regreso a Caracas. Por desgracia que ese oro nunca tuvo la intención de permanecer en Venezuela, después de todo

 

Y suficientemente seguro, sólo un día después, la agencia Reuters escribía que el Banco Central de Venezuela ha comenzado las negociaciones con el repentinamente en problemas Deutsche Bank para llevar a cabo los swaps de oro “para mejorar la liquidez de sus reservas de divisas ya que se enfrenta a pesados pagos de deuda este año“, pagos que no será capaz de honrar a menos que se las arregle para “hacer líquido” el oro.

Una mirada a los CDS (Credit Default Swaps) de Venezuela implican una probabilidad del 78% de default para el próximo año, que se refleja en los costos de servicio de la deuda de $ 9.5 mil millones para este año.

El problema es que alrededor del 64% de las reservas totales de divisas de Venezuela ($ 15,4 mil millones) o alrededor de $ 10 mil millones, están representadas en barras de oro, “lo que limita la capacidad del gobierno del presidente Nicolás Maduro de movilizar rápidamente divisas para las importaciones o servicio de la deuda

Como nos informó Reuters, en diciembre, el Deutsche bank y el Banco Central de Venezuela acordaron finalizar un intercambio (swap) de oro este año.

Técnicamente, los swaps de oro permiten a los bancos centrales recibir dinero en efectivo de las instituciones financieras a cambio de empeñar oro durante un período específico de tiempo. No tienden a afectar a los precios del oro, porque el oro sigue siendo propiedad de Venezuela y no entra en el mercado.

El problema es que un intercambio (swap) cuando se concreta con una nación técnicamente insolvente es el equivalente a ofrecer el oro por dinero en efectivo, que es precisamente lo que Venezuela va a hacer. Porque una vez que se venza el swap y Venezuela deba pagar el efectivo recibido, lo que significan miles de millones de dólares, Maduro no los tendrá,  por lo que entregará de manera efectiva la propiedad sobre el oro a la contraparte, en este caso el Deutsche Bank.

Reuters también añade que, según sus fuentes “Venezuela en los últimos años había estado llevando a cabo swaps de oro con el Banco de Pagos Internacionales (BPI) con sede en Suiza, en operaciones que fueron desde una duración de una semana a un año. Una fuente dijo que Venezuela realizó un total de siete de tales transacciones. El BPI detuvo estas operaciones el año pasado, dijeron ambas fuentes, como resultado de la preocupación por los riesgos asociados. El BPI se negó a comentar“.

Mientras tanto, Venezuela ha estado quemando sus reservas de oro:

Bajo el gobierno del socialista Hugo Chávez, el BCV utilizó miles de millones de dólares de las reservas internacionales en efectivo para financiar programas sociales y  fondos de inversión fuera del presupuesto. Esto llevó a que el oro se convirtiera en el porcentaje más grande de las reservas.

El valor del oro monetario de Venezuela ha disminuido en $ 3.5 mil millones en los 12 meses terminados en noviembre para ubicarse en $ 10,9 mil millones, según datos del BCV. Esto parece reflejar las operaciones de canje y una disminución del 10 por ciento en el precio del oro. No fue posible de inmediato verificar si el BCV también había estado vendiendo oro.

El BCV en 2015 llevó a cabo un intercambio con el Citibank (filial de Citigroup Inc) de acuerdo con una de las fuentes. Citi declinó hacer comentarios en el año 2015

 

Y aquí está el remate: “Una de las fuentes dijo que el BCV ha llevado una cantidad no especificada de oro fuera del país para que pueda ser certificado, requisito para que el oro pueda ser utilizado en este tipo de swaps (permutas).  El oro perdió su certificado de “Good Delivery”en 2011, cuando Chávez lo transfirió de los bancos extranjeros a las arcas del BCV, dijo una de las fuentes“.

En otras palabras, después que Chávez ordenó repatriar el oro en el año 2011, Maduro está haciendo todo lo posible para deshacer esas acciones, y es probable que deje un sabor amargo en la boca de los ciudadanos venezolanos que pronto se darán cuenta de que su gobernante vendió los últimos activos que quedaban en el país sólo para evitar la cesación de pagos por unos meses.

Finalmente, para aquellos interesados en cuándo el oro puede cambiar oficialmente de propiedad, aunque sólo en el papel, por el momento, les invito a realizar un seguimiento de los vencimientos de los bonos de Venezuela en los próximos meses, que incluyen $ 1.5 mil millones del Bono Global 2016 que vence a finales de febrero, mientras que la petrolera estatal empresa PDVSA enfrenta pagos por US $ 2,3 mil millones de dólares en su segmento N de su Bono 2017 en octubre y $ 435 millones de su Bono 2016 en noviembre.

 

 

 

Loading...

La Patilla TV

Noticias Relacionadas



Encuesta

¿Usted arriesgaría su cargo público por asistir a la marcha?

Ver resultados de la encuesta