María Corina Machado: En 100 días Venezuela será otra

Publicado en: Destacados, Entrevistas, Nacionales

MCM14FEB2016 640

 

La coordinadora nacional del partido Vente Venezuela afirma que en el país está creciendo un gran movimiento social solicitando la renuncia de Maduro

Plantearse una Venezuela post Maduro es para muchos aún un cuaderno en blanco. Desde distintos sectores ya se habla de una transición pero aún ésta luce sin forma definida. En ésta entrevista de La Patilla, María Corina Machado, dibuja no sólo el camino para un eventual cambio de régimen sino la Venezuela que pudiera verse en tan solo 100 días.

-LP: Cada día se suman nuevas voces en el país, incluyendo gremios y partidos políticos, a la solicitud de la renuncia de Maduro. Ustedes en Vente Venezuela incluso arrancaron la campaña “Solo falta 1 firma. La Tuya Maduro” ¿Cuál es la diferencia entre esto y La Salida?

-MCM: En Venezuela está creciendo un movimiento social al que cada día se están sumando no sólo organizaciones políticas y gremiales, también artistas, sindicalistas, intelectuales y hasta dirigentes del chavismo, que coinciden en que Maduro se tiene que ir.

En su momento, quienes formamos parte de La Salida, alertamos sobre la necesidad de un cambio de régimen, para evitar una crisis social de carácter humanitario. Ese drama ya está aquí, haciendo estragos en todo el país.

Cuando un muchachito de 14 años, convulsiona durante 3 días y muere porque su familia no consiguió las medicinas ?en ninguna parte, cuando más de 40 bebés recién nacidos mueren en lo que va de año en el Hospital Central de San Cristóbal y ves a las mamás recién paridas dormir en el piso rezando mientras sus hijos están en una Unidad de Cuidados Intensivos sin medicinas, sin equipos y con un ambiente contaminado, cuando vives, en todos los pueblos de Venezuela, la angustia creciente porque no hay que comer, y tampoco agua -ni limpia, ni sucia-, ni luz, entonces entendemos la dimensión de la urgencia.

Hoy, la urgencia del cambio inmediato adquirió otro nivel; y afortunadamente, quienes pensaban que Maduro debía continuar hasta el 2019, ahora se unen a la exigencia de su salida.

Hay quienes señalan que Maduro no va a renunciar porque no lo van a dejar. Algunos dicen que es Diosdado, otros que es Cilia, otros el Alto Mando ¿Qué sentido tiene entonces pedirle la renuncia a Maduro?

La renuncia de Maduro, es la renuncia de la cúpula del régimen y el paso decisivo en el avance de la Transición. En el entorno de Maduro, algunos piensan que no tienen escape, porque saben los crímenes que han cometido. Por eso, se aferran a Maduro y exprimen lo que queda en el país; llegando al extremo de privilegiar a las mafias antes que dedicar los exiguos recursos a la comida y a las medicinas.

Sin embargo, cada día más, en el gobierno -en sus 3 niveles-, en el sistema judicial y en la Fuerza Armada, hay conciencia de lo que se está gestando en la calle, y entienden que ?para evitar una conmoción, Maduro tiene que irse. También saben que no hay tiempo para mecanismos constitucionales complejos; el ritmo de la presión social se impone: la salida es la renuncia.

¿Qué es lo bueno, lo malo y lo feo de otros mecanismos para la salida de Maduro como el Revocatorio, la Enmienda, la Reforma o la Asamblea Constituyente?

Todas esas opciones son legítimas y llevan hacia un mismo camino: Maduro y el régimen se tienen que ir. Ya nadie serio piensa que el régimen, ni hablar de Maduro, puede llegar hasta el 2019.
Esos mecanismos tienen pasos y lapsos que implican que -aun superando todos los escollos institucionales- no habría un nuevo gobierno? antes de 1 año; una eternidad para el país que está en la calle protestando para subsistir.
Por eso, nosotros creemos que la vía más rápida y menos traumática, es la renuncia de Maduro; y que con la fuerza de un gran movimiento nacional que se lo exige, va a terminar aceptándolo; voluntariamente….? por eso, insistimos,aquí solo falta 1 firma: #LaTuyaMaduro!

Economistas afirman que Venezuela tiene que recabar inmediatamente apoyo internacional para atender un enorme déficit fiscal. ¿ Puede Maduro lograr este apoyo y “estabilizarse” si no hasta el 2019, al menos hasta enero de 2017 para que si tiene que renunciar, se quede Aristóbulo por el resto del período?

Efectivamente, viviendo la bonanza petrolera más larga de nuestra historia, este año Venezuela tiene un déficit de al menos 30 mil millones de dólares. Puede ser mucho más, pero nadie lo sabe, por el desorden y opacidad del régimen. Es la estafa más grande de la historia de la humanidad?.

Ahora bien, ¿quién en su sano juicio le va a prestar a un grupo de mafiosos que saquearon un país? Y no sólo Maduro es responsable. Cualquier acuerdo para financiamiento internacional empieza por exigir transparencia total: ¿alguien cree que quienes están en el poder pueden ofrecer esto? Por lo tanto, tiene que producirse primero un cambio de régimen para que Venezuela pueda generar confianza en los mercados financieros.

Ahora, hablando de un auxilio más inmediato, el país requiere ya envíos de medicinas, alimentos y repuestos para vehículos. Que no se le ocurra a Maduro hacer lo que hizo Chávez cuando la tragedia de Vargas, cuando devolvió a los Estados Unidos los envíos de asistencia. Eso es criminal y no lo vamos a tolerar.

Hablemos de una eventual transición: ¿por donde empezaría un nuevo gobierno y cuánto tiempo necesitaría para producir resultados?

Un gobierno de Unidad Nacional tiene que adoptar reformas económicas y sociales inmediatas para que no se nos muera un venezolano más de hambre o de mengüa. Y para que todo el país las acompañen, deben ir de la mano de profundas reformas políticas.

Con responsabilidad, transparencia y eficiencia, en 100 días Venezuela? sería otra. En 100 días se atiende la crisis humanitaria, se establecen los incentivos y garantías para la inversión y producción nacional, ?y se verían los cambios. Y por supuesto, en menos de 100 días se restituirían las libertades políticas, la libertad de expresión y comenzarían los cambios.

Desde luego, tomará más tiempo poner el país a producir en toda su capacidad, elevar sustancialmente el ingreso familiar, ordenar las finanzas públicas, modernizar la infraestructura e institucionalizar la nación. Pero, si de algo estoy segura, es que los venezolanos tenemos la energía creadora lista para sacar a nuestro país del foso e insertarlo exitosamente en el mundo globalizado del siglo XXI de una vez.

¿Tú sabes cuántos venezolanos alrededor del mundo cuentan los días para volver? Apenas tengan evidencia de los primeros pasos que les garanticen seguridad personal y oportunidades económicas, estarán de regreso.

Todos los días la situación política se agrava. ¿No existe el peligro de que esto “se normalice” y la gente se acostumbre a vivir en crisis?

Yo siento que hoy en Venezuela ya hay una rebelión generalizada de baja intensidad…El escenario de la protesta es el abasto, el automercado, es la calle,? es Corpoelec, el hospital; donde están ocurriendo los problemas. Eso? que está ocurriendo en el país no es una protesta conducida por una dirección única, es cierto, pero sí tiene claro el culpable y más aún, su propósito.

En una situación de crisis humanitaria como la que estamos viviendo, donde falta hasta lo esencial es prácticamente imposible que las personas consideren que esto es “normal”…  (lapatilla.com)

Comments are closed.