El socialismo (no los precios del petróleo) es el culpable de la tragedia de Venezuela

Ago 18, 2017 7:27 am
Publicado en: Destacados, Economía
A man walks past of a wall with graffiti that reads "hungry", in Caracas, Venezuela August 3, 2017. REUTERS/Ueslei Marcelino
Un hombre camina en una calle que tiene un graffiti que dice “hambre”, en Caracas, Venezuela el 3 de agosto de 2017. REUTERS/Ueslei Marcelino

 

Tenemos que la izquierda está hablando de Venezuela de nuevo. Eso es una buena cosa. Durante casi una década, grandes sectores de la izquierda estaban en manos de la influencia de Venezuela. No escuchábamos el final. La versión venezolana del socialismo era su ejemplo brillante, el modelo que el resto del mundo debía emular.

Por Kristian Niemietz en CapX | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Cuando el colapso del país ya no podía ser negado, lo soltaron como a una papa caliente. Y luego siguió un largo período de silencio. Pero los recientes acontecimientos han obligado a poner de nuevo el tema en la agenda.

Las respuestas varían. Los comentaristas de la izquierda estalinista suenan ahora como una copia del diario Pravda de los años treinta, fabulando sobre saboteadores y contra-revolucionarios socavando la economía. Sin embargo, las secciones más ilustradas dentro de la izquierda se dan cuenta de que es improbable que convenzan a muchas personas si suenan demasiado como el villano en una película de la Guerra Fría.

Por lo tanto, han adoptado una línea argumentativa más inocua, señalando que los problemas de Venezuela se deben principalmente a la disminución de los precios del petróleo. Por supuesto que Venezuela lo está haciendo mal, argumentan. Cualquier economía que dependa tanto de los precios de los productos básicos lo haría mal en esas circunstancias. No tiene nada que ver con el socialismo, insisten.

Suena superficialmente plausible. Pero, ¿recuerdan qué prominente Chavista dijo esto durante el auge de los precios del petróleo:

Por supuesto que Venezuela está bien. Cualquier economía que dependa tanto de los precios de los productos básicos haría bien en esas circunstancias. No tiene nada que ver con el socialismo

Usted acertó: ninguno de ellos. Los precios del petróleo llevan una doble vida en la mentalidad chavista. Cuando los precios del petróleo se disparan, el boom resultante es la prueba de que lo social funciona, pero cuando caen de nuevo, la disminución consiguiente no tiene nada que ver con el socialismo.

Los precios del petróleo no están bajos

Es cierto que los bajos precios del petróleo perjudicarían a la economía venezolana. Pero aquí está la cosa: actualmente no tenemos precios bajos del petróleo.

 

crude-oil-price-history-chart-2017-08-18-macrotrends

 

Tuvimos precios del petróleo anormalmente altos en la década que concluyó en  2014/15. Los precios del petróleo no han “colapsado”. Simplemente han vuelto a un nivel que está más en línea con el promedio a largo plazo. Más precisamente, están de regreso (en términos reales) a donde estaban en 2004, el momento en que en Venezuela comenzó el boom. Y siguen estando perceptiblemente más altos que los precios de las dos décadas anteriores.

Sin embargo, quizás lo más importante, es que los problemas que comúnmente asociamos hoy con Venezuela, especialmente acerca de la escasez de productos esenciales como alimentos y las medicinas, son anteriores a la caída de los precios del petróleo. Lean esta descripción:

“… de leche, huevos, azúcar y aceite de cocina no había ninguna señal. ¿Donde estaban ellos? … Bienvenidos a Venezuela, una economía en auge con una diferencia. La escasez de alimentos está plagando el país al mismo tiempo que los ingresos del petróleo están impulsando un derroche de gastos … La leche ha desaparecido de las tiendas … los huevos y el azúcar son también un recuerdo“.

Eso es de un artículo de The Guardian, publicado en 2007 – cuando los precios del petróleo estaban a punto de alcanzar su máximo histórico histórico.

O esta cita de un artículo del año 2013, justo antes que comenzara la caída de los precios del petróleo

… la escasez de alimentos en Venezuela no ha culminado, sino que han durado más tiempo que nunca. … El Banco Central de Venezuela … ha estado publicando un índice de escasez … Pone la cifra de este año en [un nivel que] es similar a los países que sufren conflictos civiles o condiciones similares a la guerra“.

Hay un puñado de novelas con historias alternativas en las que la caída del Muro de Berlín nunca sucedió, y que la República Democrática Alemana RDA todavía existe hoy. Es un fascinante experimento mental, pero todos los autores se enfrentan a un problema al crear ese telón de fondo: cuando el Muro cayó, la RDA no fue sólo políticamente, sino también económicamente terminada. ¿Cómo superar esto, si desea que su historia alternativa sea al menos algo verosímil?

Dos autores han encontrado una solución simple pero aparentemente efectiva: en su versión, el régimen de la RDA descubre reservas de petróleo cerca de la costa del Báltico. La RDA pronto estará inundada de petrodólares y se convierte entonces en la versión socialista, al norte de Europa de Arabia Saudita.

El pensamiento de los autores debe haber sido: “Vamos a darles reservas de petróleo. Seguramente los ingresos petroleros pueden hacer que cualquier economía funcione, incluso una economía socialista”

Me gusta la idea. Pero la experiencia de Venezuela muestra que los autores han sido demasiado optimistas.

Los socialistas han sostenido siempre que el socialismo funcionará eventual, apenas necesita las circunstancias correctas. Ahora están diciendo efectivamente:

“Por supuesto, que el socialismo funciona. Todo lo que necesita son las reservas de petróleo probadas más grandes del mundo, el auge más largo del precio del petróleo en la historia y el nivel más alto de precios del petróleo jamás registrado en la historia. Ese boom debe obviamente seguir para siempre. Incluso entonces, usted tendrá una escasez constante de alimentos, medicamentos y otros elementos esenciales básicos. Pero en el lado positivo, tendrás intelectuales occidentales haciendo cola para decirte lo afortunado que eres”

Las argumentaciones socialistas no convencen a nadie, ¿o si?

__________________________________________________________________________________

Kristian Niemietz es PhD en Economía Política (London). Es Jefe de Salud y Bienestar del Instituto de Asuntos Económicos




La Patilla TV

Destacadas