Mineros de El Manteco protestan por atropello militar

Bolívar; 14 de enero de 2013.- El Diputado a la Asamblea Nacional y miembro de la Comisión Permanente de Energía Minas y Petróleo, Américo De Grazia, denunció agresiones absolutas y totales que han sufrido los mineros del estado Bolívar, en ésta oportunidad fue el turno de la zona de El Supamo- El Manteco, alrededor de dos mil 500 personas han sufrido los ataques por parte de funcionarios del Ejercito Nacional, dirigido por el General Pérez Lugo, quien se ha autodenominado “el terror de los mineros”, amparándose en el Plan Caura.

El parlamentario informó que la situación irregular se dio a partir del pasado viernes 11 de enero, cuando funcionarios militares iniciaron brutales expulsiones en la zona, a trabajadores de las minas, resguardándose en los decretos 8413 y 8683, “hasta el momento de desconoce el paradero de las personas que fueron detenidas ya que en El Manteco, no se encuentran”.

Por esa razón los comercios aledaños se encuentran cerrados en solidaridad a los agredidos, quienes informaron que también fueron víctimas de hurto de dinero, despojados de sus materiales de trabajo, los cuales fueron quemados, lo que contenían de gasolina, gasoil y aceite que utilizaban para trabajar, fueron arrebatados y arrojados al río El Tupamo, contaminando el mismo de manera irresponsable, sin mencionar que los únicos dos medios de transporte empleados por las comunidades fueron incendiadas, al igual que bodegas con los alimentos que tenían para sobrevivir, por los que presuntamente deben velar por la seguridad de los ciudadanos.

Leyes que aplican sólo a los pequeños mineros cómo ilegal

Américo De Grazia aseguró que en Venezuela no existe un Estado Democrático y de Derecho, ya que es inadmisible que los decretos 8413 y 8683, los cuales indican la supuesta nacionalización de oro, se aplique a las poblaciones que tienen toda la vida trabajado el mismo metal, pero en septiembre del 2012, “el gobierno nacional entregó Las Cristinas, reserva de oro más grande de Venezuela y la segunda de América Latina a los chinos, entonces, se atenta contra los pequeños trabajadores de las minas, pero no funcionan las mismas normas y reglas contra las grandes trasnacionales”.

Asimismo el también abanderado de la Causa R, informó que los mineros se encuentran haciendo un llamado a todos sus colegas de la entidad bolivarense, para que se sumen a una protesta pacífica acogida en la Constitución, con el fin de que cese las agresiones desmedidas en su contra, y se les permita ejercer su profesión sin esperar una arremetida violenta como a las que han sobrevivido y no continuar siendo agredidos y saqueados por representantes del Ejercito Nacional.

Por último, Américo De Grazia aseveró que seguirá llevando el caso ante la Comisión de Minas y Petróleo de la Asamblea Nacional, hasta que se logre dar un debate ecuánime con soluciones a los mineros, quienes desde el 2007 entregaron al Parlamento un proyecto de ley para la pequeña minería, de esa manera solventar permanentemente el problema, acabar con la “matraca” de la cual no han dejado de ser víctimas por trabajar y evitar que se le otorgue la concesión a los chinos u otras naciones.