Proyecto Venezuela rechaza subordinación ante el Gobierno de Cuba (Comunicado)

News Report

En virtud de la realidad política del país, luego de un directorio ampliado, llevado a cabo en la sede principal del partido en Caracas, Proyecto Venezuela emitió un comunicado.

A continuación, el documento presentado a la opinión pública en una rueda de prensa de los dirigentes del partido del Sol, encabezados por su Secretario General Nacional y diputado a la Asamblea Nacional, Carlos Eduardo Berrizbeitia.

Comunicado:

Venezolanos,
Atravesamos una situación inédita en América y el mundo. Al no producirse el relevo de mando contemplado en nuestra Constitución, el país marcha a la deriva, dirigido por autoridades que sin ser legitimadas por la voluntad popular, ejecutan sus acciones luego de consultas e instrucciones expresas recibidas en el extranjero.

Jamás la patria de Bolívar había sido tan vejada. La alianza entre Cuba y Venezuela data ya más de una década. Pero una cosa es una alianza política entre dos países soberanos y otra muy distinta la subordinación que hoy existe de una nación, en este caso Venezuela, a la voluntad de la otra, Cuba, lo que hoy – en medio de la ausencia del Presidente- se ha hecho más que evidente.

Desde el día 8 de diciembre de 2012, es decir, desde hace 45 días, el presidente electo, Hugo Chávez Frías, no ha dado señales ciertas de su estado de salud y sólo anuncios inciertos procedentes de funcionarios de su gobierno.

El jefe de la Casa Militar, a quien corresponde velar por la seguridad del primer mandatario, señaló recientemente que no ha visto al Presidente desde el 25 de diciembre, vale decir, dieciséis días antes de la fecha en la que, según la Ley, fenecía su mandato.

La historia de Venezuela no recoge un acontecimiento similar desde que el Coronel Carlos Delgado Chalbaud, entonces Presidente de la Junta de Gobierno, fuese asesinado en noviembre de 1950. Es, en efecto, la primera vez que la Fuerza Armada venezolana no tiene control alguno sobre la integridad física del Presidente. Ese control lo ejercen, sí, las autoridades de otro país, las autoridades cubanas.

Hace 15 años, nuestro Líder fundador, Henrique Salas Römer, vaticinó con admirable precisión, el dramático futuro que estaría asechando a nuestra patria. Hoy, nuevamente, nos encontramos en una encrucijada crucial.

Dos rutas, solo dos, se han abierto para el devenir venezolano. O bien continuar el viaje sin retorno que se ha emprendido hacia la dependencia colonial de un pequeño y empobrecido imperio caribeño, o trazarnos unidos, con decisión y madurez, un rumbo que nos permita regresar a una Venezuela independiente, capaz de abrirse paso, con sus propios medios y sus propios méritos, hacia un futuro promisor.

Venezolanos, nuestro llamado, desde la trinchera de Proyecto Venezuela, es a unirnos en defensa de la independencia patria. A unirnos todos en torno a nuestra inviolable soberanía. El llamado es también a nuestra Fuerza Armada, garante de la soberanía del país y del respeto al orden constitucional.

Si hace doscientos años nos convertimos en cuna de la libertad de la América, hoy nos corresponde, con igual arrojo y entereza, unirnos, unirnos al margen de toda parcialidad política, para hacerle frente juntos a la grave amenaza que nos subordina… y doblegarla para convertir de nuevo a nuestra patria en faro luminoso de la libertad de América.