Ecarri: Nos declaramos en campaña contra la violencia y el desempleo

Cristian Hernández


 

Prensa Fundación Úslar Pietri

Fotos:

 

Caracas, 3 de febrero de 2013.- Con el objetivo de brindar formación para el trabajo y empoderar a las comunidades más populares, la Fundación Arturo Úslar Pietri (FAUP) inauguró la primera “Casa del Lápiz”, un proyecto social de impacto directo en el oeste de Caracas bautizado por la comunidad del sector 1ero de Mayo de Los Eucaliptos, en la parroquia San Juan. “Desde aquí nos declaramos en campaña por toda Caracas, para desmontar la violencia y acabar con el desempleo. Lo hacemos con la educación, desde los sectores populares más necesitados promoviendo el emprendimiento”, expresó Antonio Ecarri, presidente de FAUP.

 

Ecarri explicó que la “Casa del Lápiz” es una alianza entre las comunidades organizadas y la Fundación Úslar Pietri, donde los vecinos ofrecen un espacio dentro de sus hogares para que personas de la misma zona se formen en distintos oficios, con instructores también de la comunidad. “Estamos empoderando a las mujeres de Caracas, formándolas para el trabajo, para que tengan un oficio. Y comenzamos con una primera etapa que es peluquería, para convertirse en nueva emprendedoras y puedan echar pa´lante a su familia. Es la educación lo único que marca la ruta para un empleo digno, un nuevo rumbo que elimina la condena perpetua de la pobreza y la exclusión. Son las propias comunidades quienes deciden los temas de formación. Por ello, en los próximos días estaremos abriendo la “Casa del Lápiz” dedicada a los niños en El Guarataro, y crearemos un circuito de formación popular en todo el oeste de Caracas”.

 

En la inauguración de la “Casa del Lápiz” y primera clase demostrativa de las técnicas de peluquería y belleza, participó un primer grupo de 24 mujeres de Los Eucaliptos -beneficiarias de la iniciativa- dirigentes comunales y sociales. “Estamos generando un impacto social, acompañando, dándole una mano a este capital humano tan valioso que se encuentran dentro de las zonas populares. No es regalando cosas sino formando, fortaleciendo, para que las mujeres puedan ser dueñas de su propio destino y no dependan de ningún gobierno ni de nadie”.

 

Elizabeth Blanco es la encargada de coordinar el proyecto y dueña de la vivienda donde funciona la primera “Casa del Lápiz”. Dijo sentirse agradecida por la iniciativa que impulsa la participación y el mejoramiento de la calidad de vida de las mujeres y madres desempleadas. “Estamos aportando un granito de arena para aquellas personas de mi sector que realmente necesitan nuestra mano para salir adelante. Las puertas de mi casa están abiertas para la formación y educación de mi comunidad”.

 

Gregorio Hernández, estilista, dirigente comunal y emprendedor de Los Eucaliptos, es el encargado de ofrecer las herramientas y conocimientos a las participantes. “He visto cómo muchas mujeres se quieren integrar a la vida laboral y esta es una oportunidad para ellas. Vamos a formarlas para que sean productivas y para que salgan adelante con su familia”