Indepabis inició revisión de precios en Nueva Esparta ante asueto de Carnaval

ARCHIVO

El Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis) inició este lunes un programa de revisión de precios y ofertas en restaurantes, hoteles y prestadores de servicios turísticos que trabajarán durante el venidero Carnaval en el estado Nueva Esparta.

“Este operativo de fiscalización comienza una semana antes del asueto con el objetivo de evitar que los visitantes y residentes de la entidad se encuentren con alteraciones en los precios de los servicios en esos días. En conjunto con la Corporación de Turismo revisaremos tarifas y cumplimientos del servicio único de registro y precios de artículos regulados”, explicó el coordinador regional de Indepabis, Jairo Márquez.

Igualmente, el equipo regional del organismo estará presente en los puertos insulares, donde operan las navieras Conferry, Naviarca y Navibús, y en el aeropuerto internacional Santiago Mariño, para verificar el cumplimiento de las normativas y evitar que los pasajeros sean objetos de violaciones de sus derechos. “La supervisión incluye la colocación visible de precios de los pasajes y los retrasos en los vuelos”, precisó Márquez.

Recalcó que se vigilará el cumplimiento del derecho de adultos mayores de tener un descuento de al menos un 50% en los pasajes.

Además del chequeo de precios en locales, puertos y el terminal aéreo, la actividad del Indepabis también comprenderá la revisión de los permisos de aquellos particulares, consejos comunales o locales que alquilen toldos en las playas neoespartanas. En esta labor también participará personal del Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA).

“El motivo de esta revisión es porque existe una normativa que limita el número de toldos en las playas, de acuerdo a las condiciones de cada balneario. Pero además evitaremos que se produzcan servicios condicionados como aquellos alquileres de toldos que obligan a consumir en los restaurantes”, precisó Márquez.

Respecto al supuesto desabastecimiento en algunos productos, Jairo Márquez sostuvo que ha sido motivado por compras nerviosas y será una situación que se solventará en la medida que los consumidores retomen la calma y eviten comprar grandes volúmenes de algunos rubros como harina de maíz.

“Ya la gente no está comprando grandes cantidades de arroz y azúcar. Por lo tanto, no se observa escasez en esos rubros. Todavía existen compras nerviosas de harina de maíz precocida, pero, gracias a la constante supervisión de Indepabis, la empresa distribuidora ha colocado toda su existencia en los anaqueles de la región”, detalló.

AVN